RESIENTE OVICULTORES EFECTOS DE LA SEQUÍA

on

Entre 50 centavos y un peso por kilogramo, se les eleva el costo a los ovinocultores en la adquisición de ensilados para alimentar a su ganado,  problema que se ha derivado de las lluvias escazas en el verano, pues los ganaderos tienen que  llevar más alimento a sus ranchos.

Juan Carlos Beltrán Ibarra, productor de borregos en el Valle del Yaqui, explico así como los ganaderos de bovino, ellos  ya empiezan a notar el alza en los costos de los insumos, lo cual implica que en la manutención por borrego se pueda elevar la producción cerca de un 30 por ciento.

"A nosotros un borrego nos cuesta entre 500 a 700 pesos, pero tiempos de estiaje, tenemos que comprar más ensilados y alimento para compensar lo que no hay en las praderas,  la falta de lluvia se evidencia y se nos suben los costos”, explicó.

En la región del Valle, dijo que son razas tipo criollo y cruzas con Pelibuey, las que sobresalen, pero en los últimos años también se los productores han adquirido Dorper y Katahdin.

"En el sur, se han llegado a tener hasta 13 mil vientres, pero hace falta más agruparnos para poder vender más, actualmente solo existen 5 mil vientres, si tenemos más podremos llevar a mejores nichos de mercado”, agregó.

Los socios, explica son importantes para lograr afianzar la comercialización. Actualmente los envíos de ganado en pie se concentran hacia el centro del país, para ser sacrificados.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios