TRAS LA PISTA  

on

EN LAS ÚLTIMAS semanas ha comenzado a cobrar fuerza la inquietud sobre el pago del "bono sexenal o de riesgo” que fue otorgado por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaria de Hacienda y el cual consistente en la entrega de 18 mil 500 pesos a cada elemento de las policías Municipal y Estatal. Se trata de un recurso federal que ya fue etiquetado por el mandatario nacional, aunque en algunas entidades y ciudades del país han comenzado a fingir que no existen esos recursos para quedarse con ellos. Muy cerca de aquí, en Los Mochis, Sinaloa, se preparan medidas de presión por parte de tropas policiacas para exigir la entrega de ese dinero y conste que esto es a nivel nacional, aunque aquí no se ha dicho nada al respecto, pero ya tienen días los agentes policíacos preguntando a reporteros que sí que saben sobre el particular, a la vez que ya están enterados de las expresiones de protesta de otros policías que están tratando de hacer valer ese beneficio otorgado por el Gobierno Federal y el cual consiste en una buena suma de dinero, aunque repetimos en algunos municipios sólo les entregaron 600 pesos a cada policía. Por lo pronto y sin que esto sea un tema "amarillista” como esgrimen quienes son muy buenos para prometer, fingir y engañar a la población. Ni modo, hay que batearles a modo de como lanzan la pelota, dijeran algunos cronistas deportivos... Y PARA AQUELLOS policías que no les ha quedado muy claro que la tortura es un delito grave, es importante que entiendan que está contemplado en el Código Penal y de acuerdo al artículo 181 se sanciona con una penalidad que va de tres a diez años de prisión y el pago de una multa de 20 a 300 días. Por supuesto que no alcanza fianza, esto según jurisconsultos en la materia penal, así que vayan tomando nota y si se lo decimos es porque han comenzado a surgir voces de denuncias al respecto, no le diremos dónde, pero pronto se sabrá. También es necesario dejar en claro que la misma penalidad se le puede otorgar a quien participe por orden de algún funcionario público, ya que la comisión del delito se configura de la misma forma y no hay excusa de que lo cometió por instrucciones de un jefe superior. También, una vez acreditado el delito podrían quedar inhabilitados para desempeñar una comisión o cargo público de dos a diez años, además de la destitución, así que sobre aviso no hay engaño. Seguramente quien debe tener amplio conocimiento de ello es Heriberto Bracamontes Yépiz, quien la mayor parte de su carrera policial la ha realizado como investigador, así no está de más recordárselo ahora que volvió a un grupo de investigaciones de la Policía Municipal. Actualmente con el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) quedan al descubierto ese tipo de arraigadas y detestables prácticas, pero pronto tendremos noticias al respecto, no hay por qué desesperar... YA ES TIEMPO que la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) le entre de frente al tema del robo de carros y motocicletas que se ha venido disparando de manera significativa en el municipio de Cajeme, esto pese a que en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal existe una Unidad de Vehículos Robados, pero lamentable no ha logrado ni siquiera prevenir el robo de esas unidades menos han dado con los responsables de muchísimos hurtos de carros y motocicletas. El equipo comandado por Ángel León Aguilar sólo se ha encargado de localizar las unidades automotrices birladas, en la mayoría de las ocasiones porque la misma ciudadanía se encarga de delatar la presencia de vehículos abandonados, en algunos casos a través de inbox enviados al portal hermano Medios Obson... EN ESTE MISMO asunto es importante que el director general de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), Manuel Ángel Barrios Macario, designe a un grupo especial para dar con los responsables de tantos y tantos hurtos de unidades de propulsión mecánica, incluyendo las motocicletas porque los afectados las adquieran con muchos sacrificios para que en un abrir y cerrar de ojos se queden sin éstos y las autoridades sólo los sumen a las estadísticas pero sin brindar una respuesta a los perjudicados que, no hayan a que santo encomendarse para protegerse de los depredadores urbanos quienes operan relajadamente y pareciera que sin ninguna objeción por lo que se ha visto. Total que es una calamidad tanta impunidad, por lo que es primordial que Barrios Macario asigne esta tarea a una brigada especial de agentes ministeriales para actúen como ocurre en Hermosillo sin fingir demencia ni disimulos, así de sencillo... BIEN POR EL jefe de Tránsito Municipal, Juan Adolfo Díaz Herrera, que ya anunció que se implementará un intenso operativo de vigilancia sobre las calles Jalisco y Miguel Alemán al comenzar a incrementarse el flujo vehicular con el cruce de paisanos por nuestra ciudad. Es fundamental que se les brinde la atención que se merecen y se lleven una buena imagen de Ciudad Obregón. Como también es importantísimo que sea muy enfático con sus elementos para que no se aprovechen de aquellos que cruzarán nuestra localidad en horas de medianoche o en la madrugada y se aprovechen de ellos. Incluso Medios Obson estará muy pendiente con constantes recorridos para dar cuenta de ello y obtener testimonios de quienes aprovechan estas festividades decembrinas para viajar del vecino país del Tío Sam a sus lugares de origen que bien puede ser el centro, sureste, bajío y occidente de nuestro territorio mexicano. Por lo pronto ya está un enemigo de ellos al menos fuera de los servicios de vigilancia, quien en el mes de abril pasado le dio una buena "bailada” de padre y señor mío a un ciudadano estadounidense. Por supuesto que todos lo conocen. Se trata de Ernesto "El Flaco” Herrera Luzanilla, quien por cierto que como él dice le han hecho lo que al viento a Juárez, gracias a la maldita impunidad y eso que el afectado es padre de un Agente del Ministerio Público. Ni hablar. Luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios