TRAS LA PISTA 

on

VAYA que causó revuelo el análisis de conducta y los conceptos que maneja la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) en torno al que ahora llaman ‘niño sicario’, que no es más que Alfredo N. , quien fue detenido junto con dos individuos más después de que dieron muerte a un comerciante de autos usados y otra persona, en calle Puebla entre Zaragoza y Niños Héroes, en el Centro de la localidad, al considerar que el tipo, que para nada es un niño por su forma criminal de actuar, es inteligente y calculador, virtudes mediante las cuales pretenden convertirlo en una figura mártir, ante el mayúsculo, furibundo y nauseabundo rechazo de la sociedad sonorense por las execrables actividades en que andaba involucrado. Justa razón le sobra al escrutinio público al plantear que debe ser juzgado como adulto sin deferencia alguna y no someterlo a tratamientos psiquiátricos al considerar que ya es un ente insalvable, dicho literalmente; una ‘manzana podrida’ que difícilmente se podrá rescatar porque de seguro que no sólo participó en ese hecho sino en otros actos criminales con los que se les relaciona de acuerdo al arma de fuego que les fue asegurada al llamado ‘niño sicario’ y los otros dos gatilleros a sueldo que la semana anterior sembraron dolor y muerte en desbordadas acciones que los condujeron a cometer tropiezos que permitieron a las autoridades policiacas capturarlos… EL PROCEDIMIENTO penal apenas comienza y se espera que al paso de los días el Ministerio Público logre acreditarles más muertes en las que presuntamente están involucrados. Es importante que el trabajo de la FGJE continúe adelante y se esclarezcan los homicidios donde ellos tuvieron participación. Se habla de al menos cinco, pero existen versiones que deben estar implicados en muchos más. Ahora bien el Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para el Adolescente (ITAMA) no es lugar correcto para readaptar a este jovenzuelo que para nada es un niño como lo llaman en la ciudad capital. Por el contrario es un peligro eminente para el resto de la población juvenil recluida en esa correccional, ya que es todo un sociópata de alta escuela, así que nada bueno aportara a los que sí son realmente niños infractores de la ley, así que el titular de la FGJE, Rodolfo Montes de Oca Mena, tiene un buen reto en sus manos sobre este tema, al igual que la directora estatal del ITAMA Ana Dolores Quijada Chacón, porque no se trata de cualquier caso simple… DESPUÉS de la mortal furia que se desató el pasado fin de semana con nueve asesinatos, la noche del lunes, se intensificaron los recorridos y filtros de vigilancia en distintos sectores de la población por parte de integrantes de la Gendarmería Nacional que continúa sin ir tras los verdaderos responsables de las criminales embestidas. Es necesario que los elementos que dirige el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, hagan su trabajo sin cortapisas y capturen a quienes han permitido que Cajeme esté convertido en una trinchera de muerte, esto, sin importar rango o posición política porque definitivamente que alguien ha venido permitiendo esta ola de crímenes y hasta provocando esta inestabilidad social. No es asunto de uno o dos policías sino de mandos policíacos que mantienen la cabeza agachada y comprada su conciencia… EN ESTE MISMO contexto a finales de agosto del 2015 todo el pueblo cajemense esperaba que terminara el gobierno municipal anterior ante el grave azote del crimen organizado. Deseaban que concluyera el mandato de Fernando Isaac Apodaca Lauterio al frente de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal y arribara alguien capaz de impedir que continuara ese espiral de muerte que no parecía tener fin. Sin embargo, llegó el día del cambio, comenzaron a transcurrir los días, semanas, meses y años y hoy estamos peor que nunca, porque si el trienio anterior terminó con más de 550 muertes aproximadamente este concluirá con muchas más. La tendencia no ha disminuido en comparación al 2017, por el contrario va a la alza. Las cifras no mienten, quienes si mienten son los operadores policíacos. La enorme diferencia es que el trienio pasado nunca se contó con el apoyo de la Policía Militar ni de la Gendarmería y hoy con todo y elitistas cuerpos policiales estamos de mal en peor. Esa es la enorme diferencia… FALTA MUCHA honestidad para afrontar el tema de seguridad en todos los órdenes de gobierno, aunque no hay uno que no jure y perjure que está limpio, pero lo cuestionable es que no se atienden los temas más recurrentes como son no solo las ejecuciones, desapariciones, robos a casas habitación y robos de vehículos de propulsión mecánica. Recuerdo a principios del 2017 cuando el actual jefe de la Unidad de Vehículos Robados, Ángel León Aguilar, comentó que Antonio Gutiérrez Lugo le había dado la oportunidad de asumir ese cargo y que trabajaría para acabar con las bandas de robacarros, pero ha pasado ya casi un año y seguimos en las mismas. Dijo que sólo requería de poco tiempo para dar con los responsables y estos continúan en exuberancia y no se ve para cuándo logren poner fin a este grave problema delincuencial que tanto estragos como daños patrimoniales ha causado entre las familias cajemenses y hasta el momento no hay acciones radicales para atacar frontalmente esa expresión delictiva… EN GUAYMAS, se hizo el macabro hallazgo de restos humanos calcinados de al menos nueve personas de ambos sexos que pudieran estar desaparecidos desde hace más de un año, mucho antes de que José Norman Castillo Medrano tomará posesión como titular de la Secretaria de Seguridad Pública. El asunto ha comenzado a causar agotamiento, como preocupación ha generado aquí la extraña desaparición de un joven de 19 años sobre la calle Base entre 3 y 5, Valle del Yaqui. El desaparecido, Álvaro Bautista Rosas, vive en Santa Teresa de Bácum, un municipio donde la seguridad pública es letra muerta desde que Jesús Alberto Navarro Salas está al frente de la Policía de ese municipio. Luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios