FUERZA AÉREA MEXICANA: GUARDIANES DEL CIELO

on

A la fecha, la centenaria institución es una de ambas fuerzas armadas que integran la Secretaría de la Defensa Nacional apoderada de la defensa integra, la independencia y la soberanía de México y su espacio aéreo garantizando la seguridad interior al auxiliar a la población en necesidades públicas; realizar acciones cívicas y obras sociales, que tiendan al progreso del país; en caso de desastre colabora para el mantenimiento del orden, el auxilio de las personas y sus bienes, así como la reconstrucción de las zonas afectadas, contingencias varias y coprotagoniza la batalla sin cese contra el narcotráfico.

El perseverante adiestrar y capacitar a tan valioso capital humano de las distintas especialidades cumple con a la nación servir, contemplando acciones humanitarias, de defensa y seguridad.

Se lee en los libros de historia cómo las Águilas Aztecas se mezclan con las raíces de este organismo. Conformadas al menos por 300 hombres era la única unidad aérea de combate mexicana que ha combatido en el extranjero y encuadrada dentro de la Fuerza Aérea a inicios de siglo XX, contribuyéndo con el dominio de las rebeliones territoriales, militares, religiosas y que sirvió notablemente durante la segunda Guerra Mundial materializando el que México formara parte de las naciones victoriosos.

 

MADERO, CARRANZA Y LA AVIACIÓN

Tras el triunfo de la revolución y en la segunda gira de la Escuela de Aviación  Moisant en México, en noviembre de 1911 Madero participó en un vuelo de exhibición a bordo de un Deperdussin de dos plazas, convirtiéndose en el primer Presidente en volar en aeroplano, tan deslumbrado quedó que autorizó comprar cinco aviones y enviar a cinco mexicanos a Nueva York, a estudiar.

El Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, don Venustiano Carranza, adquirió varios aviones convencido por la consciencia de la capacidad de las aeronaves y la importancia de la aviación; emitió entonces un decreto en Veracruz, el 5 de febrero de 1915, donde establecía:

"Líbrense las órdenes necesarias a efecto de que desde esta fecha sea creada el arma de Aviación Militar dentro del Ejército Constitucionalista; designándose jefe de dicha Arma al C. Mayor de Estado Mayor de la Primera Jefatura Alberto Salinas; quien, al mismo tiempo, deja de pertenecer al Arma de Caballería, para causar alta en el escalafón del Ejército Constitucionalista, como Piloto Aviador Militar”.

Comenzaba a institucionalizarse esta importante arma.

 

"SONORA”: HISTÓRICA AERONAVE

Las fuerzas revolucionarias formaron la Flotilla Aérea del Ejército Constitucionalista, que en primera instancia contó con un biplano Martin Pusher, con capacidad para transportar a dos personas. Bautizada como Sonora, la nave realizó numerosos vuelos, así como el que es considerado por muchos el primer bombardeo aéreo en el mundo al atacar al buque Guerrero, en cuyo interior se encontraba Álvaro Obregón el 14 de abril de 1914, incuestionable es que le salvó esto la vida permitiéndole continuar al frente de su ejército en su avance.

 

PRIMER CAMPO AÉREO

El 8 de enero de 1910 la planicie al poniente de la Ciudad de México se convirtió en el primer campo aéreo del la nación al registrarse el vuelo a bordo de un biplaza Voisin piloteado por quien lograra la inmortalidad con este suceso: Alberto Braniff.

El Aeródromo Nacional de Balbuena se concibe cuando la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas consolidó el área de rodaje y levantó el primer hangar.

 

COAHUILA: CUNA DE LA AVIACIÓN MEXICANA

Las raíces coahuilenses de los presidentes Francisco Ignacio Madero y Venustiano Carranza le ha valido la denominación al estado, ambos precursores de la práctica del vuelo visionaron la permanencia de la aviación en nuestro país.

 

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios