TRAS LA PISTA

on

LE FUE MUY bien al presunto ladrón identificado como Gerardo G. G., de 22 años, con agentes de la Policía Municipal de San Ignacio Río Muerto, porque de haber atentado contra representantes de la ley en Hermosillo y particularmente contra elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) o la Estatal de Seguridad Pública (PESP) ya le estuviera rindiendo cuentas al creador, esto de acuerdo a los eventos que de similar naturaleza se han presentado en la ciudad capital donde no se andan con miramientos y mucho menos consideraciones, cuando algún agente de esas corporaciones le toca vivir la situación que enfrentaron policías de SIRM de seguro que lo habrían abatido porque esa la consigna de no permitir que ningún presunto delincuente ponga en riesgo la vida de los policías, como lo hizo el sujeto en cuestión al tratar de atacar a machetazos a los uniformados a cargo del secretario de Seguridad Pública Municipal, Jesús Ernesto Armenta Contreras. El tipo que vive en el Ejido Atotonilco descendió del vehículo que acababa de robar en Pueblo Yaqui y con machete en mano por rumbos de las calles 600 y 29, Valle del Yaqui, intentó agredir a los agentes preventivos. Insistimos, de haberlo hecho contra algún policía ministerial o estatal quizás ya no existiera como han muertos muchos sujetos que osadamente se enfrentan a uniformados en similares circunstancias, así que le salió barato al recibir sólo un impacto de bala en el pie derecho. Cabe señalar que el hoy lesionado robó en el centro de Pueblo Yaqui, una camioneta Avalanche, modelo 2006, con un remolque enganchado y a bordo del mismo un caballo moro que, finalmente fueron recuperados por municipales de San Ignacio Río Muerto a quienes hay que atribuirles este logro… AUTORIDADES de Policía Preventiva y Tránsito Municipal no pueden darse el lujo de descuidar ni un segundo la vigilancia en el tramo carretero Esperanza-Hornos ya que podría resultar fatal como sucedió la noche del domingo, cuando cuatro jóvenes se salieron del camino y volcaron en un automóvil Honda Accord, con un triste epílogo al morir una de sus ocupantes; una muchachita de 17 años que apenas comenzaba a vivir. Sin duda un duro golpe para sus padres y el resto de sus seres queridos que hoy lloran su eterna partida. Precisamente para eso son los operativos de vigilancia que, al menos durante los fines de semana deben implementar no sólo los encargados de vialidad urbana sino todos los elementos de Seguridad Pública. El objetivo es evitar que conductores manejen bajo los influjos de las bebidas alcohólicas y lo hagan respetando los límites de velocidad, sobre todo los domingos al caer la noche cuando varias familias vienen de regreso de balnearios que se localizan en los alrededores de la Presa Oviáchic. No tiene caso buscar culpables sino de evitar en lo sucesivo mayores pérdidas humanas y ante ello tendrán que reforzar esfuerzos tanto el comandante de la Comisaría de Esperanza, Ángel Armando Castro Machi, como el encargado de Policía de Hornos y el subjefe de Tránsito Municipal, Adolfo Licón Valadez, para endurecer la vigilancia. Lamentable esto se hace hasta que ocurre una tragedia como la registrada la noche del pasado domingo… MUCHA TENSIÓN se respira en los pasillos de la máxima sede policial del municipio en calles Jalisco y 300, a partir de que la semana anterior trascendió que podría haber algunos cambios. Sólo así lo dijeron en términos generales, descartando que éstos vayan a darse entre la tropa, debido a que en días pasados se hicieron enroques en el que estuvieron involucrados mandos medios de tres delegaciones. Lo que sí es una realidad es que la corporación no atraviesa por muy buenos momentos, al recrudecerse la violencia nuevamente en distintos sectores de la localidad. Por ahora aún continúa al frente de la dependencia el jefe de la Policía Preventiva, Guillermo Lachica Campoy, en medio de una ola de robos a planteles educativos, oficinas empresariales, negocios de diversos giros comerciales. Se insiste mucho que, en cualquier momento podría darse una desbandada de mandos superiores, luego de que en la comandancia no falta quien salude diciendo ‘menos días’, en vez de referir los buenos días. Lo que es una realidad es que concluyendo este mes de marzo sólo les quedarán cinco meses y medio… A LA ALTURA de estas líneas, alrededor de las 18:30 horas, se suscitó otro ataque armado en el emblemático sitio de la violencia ubicado en calles California e Ignacio Pesqueira, en la colonia Sochiloa. Por fortuna esta vez el sicario falló y sólo le dejó perforada la muñeca del brazo derecho a un hombre de 45 años, a quien apodan ‘El Grande’, quien vive para contarlo, después de que solitario gatillero le disparó en repetidas ocasiones. Esto, es precisamente lo que decíamos en renglones anteriores, en cuanto a que cada vez más va en aumento las agresiones armadas. Por supuesto que es un tema que a todos preocupa y si va a continuar esto, también sería muy saludable que el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, ordene una ‘limpia’ en las corporaciones, esencialmente la encargada de prevenir delitos. Tienen que hurgar desde la tropa hasta la cúpula sin distinción alguna. Es tiempo y además necesario que se haga… VAYA GRESCA LA QUE se armó en Tránsito Municipal luego de que arrestaron a doce elementos dizque porque no acudieron a dar cobertura a un evento deportivo el domingo anterior. Hasta los que estaban de vacaciones también les aplicaron su respectiva boleta. Lo curioso es que el jefe del departamento, Juan Adolfo Díaz Herrera, no dio la cara en lo absoluto, ‘para qué’ dijo la raza si para eso tiene a Eleazar León, Viviano Murrieta y otras figuras de las quedaron en darnos sus identidades y a lo que realmente se dedican. Difícilmente esos elementos a partir de septiembre próximo vuelven a saborear las ‘delicias del poder’ porque en cuanto lleguen los nuevos mandos les entregarán un detallado informe de sus tropelías y sí lo creemos que lo harán porque dijeron estar hartos y si no lo hacen en estos momentos es porque saben que es como tirarle pedradas a la luna. Mañana, Dios mediante, abordaré el tema más detalladamente. El tiempo y espacio nos lo impiden hacerlo en esta ocasión, pero luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios