ITINERARIO

on

Muy comentada ha sido la renuncia del señor RUBÉN BOJÓRQUEZ SALAS a la Comisaría de Esperanza, sobre todo porque se trata de un hecho inesperado, donde al tener problemas con un habitante del lugar alguien con malas intenciones le hizo una llamada telefónica para tratar el tema, sacarle la sopa y grabar la conversación en la que Rubén lanzó algunas amenazas contra su enemigo, el tipo la hizo pública mediante las redes sociales, obviamente para hacerle daño. Según la plática que sostiene Bojórquez con el amigo de su enemigo, este último lanzaba severas críticas en contra de una de las hijas del ahora excomisario, lo cual le produjo la ira suficiente como para lanzarle amenazas de muerte. Eso fue lo que entendimos en el video y lo que sigue lo supimos en Palacio Municipal, donde el aludido se apersonó ayer con el secretario ARMANDO ALCALÁ ALCARAZ, a quien le presentó su renuncia al puesto que venía desempeñando, tenemos entendido, desde que inició la administración del alcalde FAUSTINO FÉLIX CHÁVEZ. Esto sin duda nos deja dos lecciones muy claras. La primera, que a los funcionarios del gobierno es común criticarlos como tales, al fin son figuras expuestas al escarnio público y deben aguantar la vara, con su respectivo derecho a réplica cuando así lo exijan, pero jamás meterse con su familia. Y la segunda, que actualmente las redes sociales son una navaja de dos filos, porque en un buen rato te levantan, pero en otro te dejan caer al suelo. Sólo dos ejemplos: Ahí tenemos el caso de FRANCISQUIN o ‘LORD CARNITA ASADA’ de Hermosillo, que por el solo hecho de grabar la frase "¿se va a hacer o no se va a hacer la carnita asada? claro que se tiene que hacer” a través de las redes sociales ha recorrido el mundo. Y ahora tenemos el caso de don Rubén Bojórquez Salas, que de un día para otro se vio obligado a dejar un trabajo del que sabemos se sentía orgulloso, ser comisario de la tierra que lo vio nacer. Desconocemos los detalles sobre las habladurías en contra de su hija que lo hicieron explotar, como también desconocemos qué tan útil le hubiera sido contar hasta diez. La verdad es que apenas el que lleva el morral sabe lo que pesa. Como también es verdad que lo más recomendable para quien ofendió en esa forma a su hija, es poner terreno de por medio, porque en el audio queda muy clara la rabia que siente Bojórquez en su contra, capaz de cualquier cosa. Y esto no es novedad, porque hasta en las fieras lo vemos, cualquier padre o madre saca sus garras para defender a sus críos hasta con la vida… El secretario de Seguridad Pública de Sonora, ADOLFO GARCÍA MORALES, dio posesión ayer al nuevo coordinador estatal penitenciario, o sea al director de los Ceresos, en la persona de RAMÓN TADEO GRADÍAS ENRÍQUEZ. Según la información enviada por don LEO GUZMÁN, mero mero de comunicación social de dicha instancia. El nuevo funcionario cuenta con un currículum impresionante, de tal suerte que no cabe la menor duda de su preparación. Sin embargo, habría que preguntarle al señor si está consciente que se acaba de sacar la rifa del tigre, porque los Ceresos es una asignatura pendiente de todas las administraciones estatales, porque ninguna ha podido implantar el orden en el interior y mucho menos lograr una verdadera rehabilitación de los reos. Más bien los centros penitenciarios parecieran escuelas de delincuentes. Platicar con un exconvicto sobre todo lo que ocurre adentro es horrorizante. Hablan de venta de droga de la que busquen, vinos, cervezas, la comida y otros benefactores se comercializan a precio de oro. Dicen que en el interior hay gobiernos alternos al oficial que obviamente operan bajo el pago de elevadas cantidades de dinero ya sabemos a quiénes. Aseguran que ahí sí cobra vigencia el viejo y conocido refrán de que "Con dinero baila el perro”, porque si tienes dinero ya fregaste y si no tienes te jodiste, porque serás tratado como los perros. Lo anterior es algo que no nos consta, pero lo hemos escuchado tantas veces que ya lo estamos creyendo, lo que sí nos consta es que al menos en el Cereso de Cajeme se cuenta con un número de reos muy superior a la capacidad del inmueble y que la mayoría de los que egresan salen peor que como entraron. Ojalá que este señor, con el alto nivel de preparación que posee, le dé un giro positivo a este sistema penitenciario que tiene décadas convertido en un lodazal, operando abismalmente diferente a lo que la sociedad requiere.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios