OUT 27 

on

Cuando comentamos en este espacio hace un año acerca de las pocas posibilidades de que Héctor Velásquez consiguiera quedarse en la rotación de abridores de los Medias Rojas después de firmar un contrato con Boston, muchos se me fueron encima con todo y hasta de traidor y desconocedor del tema me calificaron. En su momento explicamos las razones que nos hacía pensar de esa manera, pero los argumentos no fueron válidos para la mayoría… DE ENTRADA SE comentó que el lanzador derecho nativo de esta ciudad iba a un equipo que contaba con uno de los mejores cuerpos de abridores de las Mayores, una rotación compuesta por verdaderos monstruos del montículo dueños de apelativos como Sale, Price, Porcello, Rodríguez y Pomeranz, agregando que en cualquier otra organización la tarea sería mucho más fácil para el excelente serpentinero, un muy buen amigo en lo personal… POR SUPUESTO que es un orgullo poder ver jugar a peloteros nacionales en las Mayores y aunque no nos simpatice para nada el equipo de Nueva Inglaterra, naturalmente que nos hubiera gustado ver al "Cabezón” establecido en ese cuerpo de lanzadores y lo mismo sucede con los demás jugadores aztecas que luchan por establecerse en ese nivel, el sueño de todo pelotero cuando inicia su carrera… NOS HUBIERA dado gusto que Velásquez hubiera logrado su cometido y hubiéramos admitido nuestro error, pero desgraciadamente, por los motivos que usted quiera y aunque al final tuvo una labor sobresaliente, no fue lo que se esperaba. Este año, con la experiencia vivida hace un año, se espera que el cajemense haya aprendido de lo que no le salió bien y aproveche esta nueva oportunidad, pero a fuerza de ser sinceros, Velásquez no ha tenido una salida que ponga a pensar al nuevo manager del equipo y vea al pitcher mexicano como un candidato al puesto… EN LOS ÚLTIMOS días las cosas se dieron para Velásquez de manera significativa por un montón de razones, las que enumeraremos: Alex Cora, el manejador, aseguró que el dueño de la quinta plaza de la rotación se la disputarían tres lanzadores, Velásquez, el cubano Roener Elías y el "gabacho” Brian Johnson. Este último tuvo la semana pasada una salida infame y Elías ha estado haciendo relevos y viéndose muy bien. Ayer se dieron a conocer dos noticias que son pésimas para los Medias Rojas, pero excelentes para el pitcher azteca, dando a conocer la oficina de Boston las lesiones de Steve Wright y Pomeranz. Con eso en mente, Velásquez tuvo una apertura más, pero no cooperó demasiado para adelantarse en su batalla por el mencionado puesto y a pesar de haber obtenido su segundo triunfo de la pretemporada, no podemos calificar como buena su salida y esperamos que los "sabios” del juego no nos vayan a "caer encima” nuevamente, pues la labor de Héctor en 3 entradas fue de 7 hits y 3 carreras a su cuenta, con dos ponches, simplemente se puede considerar como mediocre… LOS PARTIDOS DE pretemporada sirven para dos cosas, para que los jugadores regulares adquieran su mejor forma física para encarar la temporada y para que peloteros con calificaciones altas tengan la oportunidad de ganarse un sitio en el roster con el que se comenzará la campaña. Los que mejor luzcan, se quedarán, salvo algunas excepciones -jugadores novatos que necesitan más madurez- y para "llenarle” el ojo al manager deberán tener actuaciones brillantes y todavía con eso, esperar otros detalles… POR SUPUESTO que existen equipos que tienen "exceso de equipaje” en algunos de sus departamentos y tienen que desprenderse de peloteros que no han tenido actuaciones aceptables, sacrificando a los que menos han aprovechado la oportunidad. Ayer, los Yanquis anunciaron que han otorgado su libertad a Danny Espinoza, un jugador que, con las llegadas de Brandon Drury y Neil Walker, quedó a la deriva y desde ayer tendrá oportunidad de firmar con el equipo que se interese en sus servicios… ESTAS CONTRATACIONES aseguran un par de cosas, que ponen en peligro la estadía en el equipo de los jóvenes prospectos Miguel Andújare y Gleyber Torres como primera opción y que los Yanquis no están dejando al azar ningún detalle, por pequeño que este pueda parecer. Drury y Walker son veteranos probados y seguramente el primero abrirá en tercera base, mientras que Walker, un muy buen jugador, será quien ocupe el puesto de la segunda base… CON ESAS ADICIONES, los Bombarderos quedaron listos para encarar la nueva temporada y aunque tendremos la oposición de algunos, creemos que con estos dos jugadores, el cuadro de los Yanquis es el mejor de la Liga Americana, en ambos aspectos, defensiva y ofensivamente y creemos también que esta vez habrá mucha diversión para los millones de seguidores en el mundo del equipo con el mayor número de campeonatos obtenidos en el deporte profesional… Y aunque no quisiéramos, tenemos que irnos... Por hoy se terminó el espacio y fue todo y además también cayó el OUT 27, se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios