EN CONCRETO

on

El funcionario se percibe molesto, preso completamente de la ira. Su enojo es tan extremo que asegura procederá a matar a quien ha ofendido a su familia. Se trata de RUBÉN BOJÓRQUEZ, comisario de Esperanza, quien fue grabado en una conversación telefónica con un individuo a quien él mismo llama el Chino Ballesteros. "Lo voy a matar al hijo de su….”, espeta Bojórquez.

Su conducta no tiene nada qué ver con el rostro público que por dos años ha mostrado al frente de la Comisaría, él lo sabe y al ser publicada la llamada intenta frenar el impacto publicando una disculpa en Facebook.

"Me ofusqué, a quien se sienta ofendido pido disculpas por mi lenguaje…” En fin, Bojórquez sabía que estaba en problemas, pues su procacidad era lo de menos, pues pudo ser altisonante sin que eso le significara problemas legales, pero al asegurar que atentaría contra la integridad del hombre que lo criticaba las cosas pasaron a otro nivel, no solo lo laboral. Asegurar que mataría al hombre fue su peor error, aun lo hubiera dicho con propiedad inglesa, o procaz como lo hizo, es igual en términos legales.

Todo se motivó por una publicación que hace un internauta que se identifica como ARIEL AMPARÁN FIGUEROA, quien creó una página de Facebook donde ha señalado presuntos actos de corrupción del comisario. En una publicación del 7 de marzo las cosas comenzaron a agravarse, pues fue publicada una denuncia en la que se asegura que la Casa de Empeño Unión, propiedad de Bojórquez, en la que participa una hija del referido comisario, cerró abruptamente al verse envuelta en operaciones de compraventa de artículos robados. Quienes habían llevado artículos de legítima procedencia se vieron afectados, pues nunca pudieron recuperar sus artículos, señala dicha denuncia.

En la publicación, Amparán Figueroa hace mofa de la familia de Bojórquez, pues su condición de obesidad motivó unos "memes” ilustrados con cerdos, lo que al parecer colmó la paciencia del funcionario. Hizo la llamada al Chino Ballesteros, quien conoce a Amparán, tal vez con el afán de que este advirtiera su extrema molestia ante aquel, tal vez. Lo cierto es que Ballesteros, a quien Bojórquez consideraba amigo, facilitó el audio de la llamada al amenazado y este la publicó.

El lunes 12, alrededor de las 13:30 horas, Bojórquez firmaba su carta de renuncia. El alcalde FAUSTINO FÉLIX no podía permitirse tal golpe a la marca, a la Administración. Se vienen tiempos electorales, menos podía protegerlo.

Negar que en la naturaleza humana exista el potencial proclive a la agresión es una necedad. Todos podemos sentir odio, deseos de lastimar a quien nos ha ofendido. La película "El arracadas”, clásico del cine nacional, como muchas otras obras artísticas del mundo entero, se basan en este fenómeno psicosocial y recrean esta miseria de la condición humana. No es algo que enaltezca ni que deba enorgullecer a nadie. Antes bien debe ser una pulsión a la que hay que contener como olla de presión; pero perder los estribos a tal grado, solo por una crítica en redes sociales, es de plano renegar de la madurez que ofrecen los años y entregarse a la locura del tánatos. Una dramática tontería si fue diarrea verbal, una falta intolerable a la legalidad si fue de verdad. Veremos qué más sucede, pues Amparán publicó que denunciaría los hechos ante la Autoridad.

Ya en la retirada, prácticamente todos los aspirantes a la Alcaldía de Cajeme están claros. Sin que el orden signifique el nivel de importancia electoral, están MIGUEL ÁNGEL SALOMÓN (MAS), RAFAEL DELGADILLO (PAN), EMETERIO OCHOA (PRI), GUSTAVO ALMADA (MC), OMAR SERNA (MoReNa) y RODRIGO BOURS (independiente); aunque estos dos últimos siguen pendientes de ratificación; el primero, por mero proceso partidista, el último, sigue a la espera que el IEE valide su nominación.

La contienda será fuerte. En la próxima revisaremos el tema. ¡Saludos!

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios