ARENA POLÍTICA

on

SIEMPRE… SIEMPRE… SIEMPRE EN CADA UNA DE LAS MEDICIONES PARA CONOCER LAS CONDICIONES DE LAS PRINCIPALES CIUDADES DE SONORA Y DEL ESTADO MISMO, la principal variable que destaca el colectivo es la falta de seguridad individual y familiar.

Es una constante mantenida durante los últimos cinco años y que mantiene ocupadas y preocupadas a las autoridades estatales y de los municipios como Cajeme, Hermosillo, Nogales, San Luís Río Colorado.

Garantizar la seguridad a los sonorenses, a los habitantes de cada localidad es una preocupación de las autoridades estatales, porque eso lleva a mantener el orden social, y el orden por naturaleza política es un estado de paz y seguridad que hace posible la vida civilizada.

De ahí la importancia de contener cualquier acción delictiva que atente contra esa estabilidad social.

Esa es y será la principal premisa de las futuras autoridades municipales más allá de temas más delicados como en Hermosillo, en donde el agua será asunto de sobrevivencia social.

Ese es el principal reclamo de los grupos de poder, de los tomadores de decisiones, de quienes definen el rumbo, el futuro de cada una de las principales localidades de Sonora y no se han cansado de enviar el mensaje a través de varios medios.

Por ejemplo, en Hermosillo, el tema de la seguridad pública es más que delicado al grado tal de que seis de cada diez habitantes de esta ciudad consideran vivir en condiciones de inseguridad.

Ante eso, será esencial conocer qué harán las futuras autoridades municipales para iniciar un proceso de regresión para evitar que el tema de la inseguridad se vuelva incontrolable.

Ya el candidato del PRI a la alcaldía capitalina Ernesto de Lucas Hopkins ha matizado qué hará en ese sentido.

En varios foros e incluso en la ceremonia en donde se le entregó la constancia como candidato de su partido a la presidencia municipal, refrendó que de llegar a administrar la principal ciudad de Sonora, en el rubro de seguridad se actuará con mano dura para pegarle una sacudida y limpieza de fondo a la Policía Municipal.

Un esquema similar a la que se utiliza en ciudades de Estados Unidos para establecer un respeto hacia la institución pero sobre todo, establecer mecanismos de certidumbre en la prevención del delito.

Ernesto de Lucas comentó que se retomarán los esquemas de la conformación de los espacios de participación tal y como sucedió en los 36 meses de gestión de Ernesto Gándara Camoú.

Y fue más allá cuando se comprometió a exigirle con energía al gobierno del Estado la creación de al menos tres nuevas agencias especializadas en narcomenudeo.

El candidato priísta a la presidencia municipal de Hermosillo está convencido de que hay muchas cosas a cambiar en el tema de la seguridad pública y la garantía de los ciudadanos de vivir con tranquilidad.

Se revisarán por ejemplo las estructuras que crearon la figura de observatorio y consejos consultivos, porque en estos momentos ya están caducas y resultan disfuncionales; se analizará la posibilidad de incorporar como parte de los tomadores de decisiones a otros grupos nacionales y no se descarta que por ejemplo participen Mexicanos contra la Corrupción e incluso transparencia mexicana.

De entrada esa es la propuesta que trae Ernesto de Lucas para tratar de, repetimos, iniciar una regresión en el sentimiento del colectivo hermosillense en torno a su entorno, a su tranquilidad y estabilidad social y familiar.

 

Y dice entonces que lo hará con mano dura.

 

Desde esa perspectiva será interesante conocer también cual será la propuesta de la candidata del PAN a la alcaldía Myrna Rea quien hasta el momento ha dicho que realizará un análisis de las circunstancias de la seguridad pública en la capital para luego iniciar un procedimiento regulatorio.

 

Carlos León está más interesado en su lucimiento personal que realizar un análisis sobre el tema, y David Figueroa luchando contra sus propios fantasmas.

 

EL NOMBRE DEL DIPUTADO FEDERAL ABEL MURRIETA SIGUE GENERANDO RUIDO EN LA ARENA POLÍTICA DE SONORA, Y AÚN SE DISCUTE cuáles fueron las causas por las que no alcanzó la nominación como candidato a la presidencia municipal de Cajeme como figura ciudadana.

 

Una de las versiones que todavía al inicio de esta semana se comenta en las mesas donde se discute de política y sobre asuntos electorales, es que el exgobernador Eduardo Bours Castelo intervino en el asunto y le solicitó a Abel Murrieta desistiera de buscar la candidatura del PAN para disputar la alcaldía cajemense.

 

La intención, dicen, era conformar de manera alterna, una fuerza política con estructura viable, para respaldar en su caso la candidatura del candidato independiente Rodrigo Bours.

 

Sin embargo, fuentes primarias del CEN del PAN confirman que no aceptaron esa candidatura porque: "A nuestro ver, era muy radical con el poco margen de tiempo para nuestra imagen institucional”.

 

"No era problema el perfil; lo respetamos mucho pero el nivel de pragmatismo que mostrábamos nos podía desdibujar (en Cajeme y en otras ciudades de Sonora).

 

A partir de esas versiones, se puede inferir por cada uno de los interesados en la política, cuál de las historias puede adaptarse más a lo que sucedió con el aún diputado federal en su asunto de la fallida intención de convertirse en candidato a la presidencia municipal de la segunda ciudad más importante de Sonora.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios