TERMINA ESPERA PARA CHRISTIAN VILLANUEVA

on

El sueño de todo jugador de beisbol al convertirse en profesional es llegar a Grandes Ligas.

La espera para el jalisciense Christian Villanueva tardó 10 años y está aprovechando a cabalidad la oportunidad desde que fue llamado al final de la pasada campaña.

Villanueva se metió al libro de récords la noche del pasado martes al batear tres jonrones en el mismo juego.

Tenía 17 años cuando los Rangers de Texas se interesaron en él y de inmediato decidieron comprar en 100 mil dólares su contrato a los Tigres de Quintana Roo de la Liga Mexicana de Beisbol.

Christian Villanueva había llegado a Tigres después de un trabajo de scouteo del veracruzano Jorge Calvo Jr., quien fue a checarlo a su natal Guadalajara. Después de pulirlo en la Academia de los felinos en Veracruz, comenzó a ser promovido, no sin antes participar en la Liga Tabasqueña con el equipo de Teapa, en 2017.

De ahí, Cuauhtémoc Rodríguez, presidente de los Tigres de Quintana Roo, lo recomendó a los scouts de Rangers, quienes lo firmaron un 17 de agosto de 2008, tras permanecer en la Academia de El Carmen, Nuevo León.

Primero, en 2009, fue a la Liga Dominicana de Verano, y ya en 2010 participó en la liga de novatos en Arizona. En 2011 y parte del 2012 jugó en Clase A avanzada para luego ser cambiado a los Cachorros de Chicago, con quienes permaneció en sus granjas hasta el 2016, no sin antes pasar por una grave fractura de peroné en la pretemporada de ese año.

En 2011 estuvo colocado entre los 100 mejores prospectos de las Grandes Ligas, y el 17 de los Rangers, por la prestigiada revista Baseball America, la cual proyectaba su debut en las Mayores para el 2014, pero en el camino aparecieron lesiones y el talento de Kris Bryant, situaciones que le truncaron su camino en los Cachorros.

Fue firmado como agente libre por los Padres de San Diego para el 2017 y al final de temporada el tan ansiado llamado para debutar en las Mayores por fin le llegaba.

En siete temporadas de carrera en ligas menores, Villanueva disparó 102 vuelacercas, 44 de ellos en tres años en triple A. En 2017 jugó 12 encuentros en Grandes Ligas y conectó cuatro cuadrangulares.

A sus 26 años, el panorama parece abrirle grandes expectativas. Una vez más sus batazos le abren el camino luego de que Andy Green, manager de los Padres de San Diego, lo tiene todavía catalogado como suplente de la tercera base, aunque después de esta noche de tres vuelacercas podría ir cambiando de opinión y darla más oportunidades. Podría pensarse que con su arranque, Villanueva llegó para quedarse, y es eso lo que personalmente esperamos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios