TRAS LA PISTA

on

VAYA FIN de semana que vivió Cajeme con seis muertes violentas en menos de cincuenta horas y todavía esto no parece tener fin. Aunque ayer el Grupo Coordinado en Cajeme (GCC) anunció el reforzamiento de labores de inteligencia y operaciones. Para empezar desde hace mucho tiempo que el titular de Policía Preventiva y Tránsito Municipal en Cajeme, Antonio Gutiérrez Lugo, no acude a esas reuniones de seguridad denotando una clara y absoluta falta de interés de involucrarse en esta lucha. Se presume y pregona que se mantiene una coordinación cuando la triste realidad es que hace mucho tiempo no se les ve trabajar juntos a municipales, estatales y federales, sencillamente porque a los primeros no se les tiene confianza, en virtud de que es un secreto a voces como es que algunos elementos y mandos presuntamente están coludidos con células delictivas, al grado que nunca se ha escuchado decir al encargado de esa corporación que van actuar enérgicamente contra aquéllos que continúan empecinados en no sólo trastocar sino resquebrajar por completo la paz pública en nuestro municipio. Insistimos, no se sabe si es miedo, temor o compromiso, pero está a menos de cinco meses de que entregue ese colapsado cargo y todavía no hay pronunciamiento firme de su parte hacia la delincuencia. ¿Cómo creer en la Policía Municipal?... Para muestra un botón. LA MADRUGADA del pasado domingo agentes preventivos localizaron el vehículo que abandonaron los sicarios que dieron muerte a un joven en la colonia Campestre, a espaldas de las instalaciones de la empresa refresquera Coca Cola, en calle Petunias entre Michoacán y Flores. Hubo quienes les señalaron a municipales en qué dirección iban huyendo detonando sus armas y en vez de activar el llamado código rojo dejaron pasar muchos minutos para informar ese hallazgo y evidentemente dieron tiempo a que los tipos huyeran, pero sabe usted cuándo el de Buenavista se da cuenta de esto: nunca. Sencillamente porque no trabaja. Para nadie es un secreto que dedica más tiempo a sus "numerosos” negocios, de los que pronto les hablaremos, que atender su compromiso. Es momento de "descobijar” el tema, ya que no es justo que mientras la ciudad se está cayendo a trozos ante una imbatible delincuencia este señor haya torcido su objetivo… NO ES POSIBLE que exista tanta tolerancia hacia su persona. Hay muchos asuntos en los que ya es tiempo de discurrir las cortinas de humo que ha entretejido para simular su verdadero quehacer y utilizar realmente a la Policía Municipal como hobby. Esa la realidad, porque jamás se le ha observado encabezar operativos o recorridos de vigilancia… AHORA BIEN, en su momento se conoció que no se dejó actuar a la Gendarmería Nacional, después de que lograron tener una radiografía real de lo que aquí sucede. Incluso los integrantes de ese agrupamiento comentaron que cuando detuvieron a un agente policiaco de Pueblo Yaqui con un carro robado hubo una resistencia para que no se procediera contra él, así como otras situaciones similares donde presuntamente salió a relucir la colusión que mantienen con grupos criminales, cuando lo correcto es que el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, ordene una investigación a fondo de lo que aquí ocurre y con el respaldo del comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, se decidan de una vez por todas en intervenir y desarmar a los agentes policiacos y se castigue a quienes están detrás de la violencia que tiene a los habitantes de este municipio en un suspiro… SI BIEN es cierto que hubo casi una decena de cambios medios se hizo sólo para "taparle el ojo al macho”, pero no se hicieron los movimientos en lugares estratégicos como la Comisaría de Esperanza donde se encuentra Ángel Armando Castro Machi y en la USSI Sur que dirige Fernando Valdez Munguía, gente muy cercana al devaluado encargado de la seguridad pública en Cajeme. ¿Por qué tanta terquedad de mantener a estos personajes en esas demarcaciones? Es hora de cuestionar y lo haremos, a la vez que daremos seguimiento a una investigación periodística para conocer de fondo los motivos que hay detrás de esa tozudez… AHORA por qué ha defendido tanto a comandantes que en estos momentos ya andan haciendo campaña política en las filas policiacas en contra del partido que gobierna. Si a esto no se le llama traición entonces ¿cómo?, pero lo más grave que está sucediendo es el abandono de la vigilancia y prevención del delito, esto pese a que la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) acude a todos los llamados en un esfuerzo por cumplir con su tarea de resguardar a la ciudadanía. El trabajo de esta subsidiaria corporación ha resultado primordial, ya que a pesar de que sus recursos materiales y humanos están más limitados que la Policía Municipal ha hecho mejor tarea en base a que el compromiso de ellos es la seguridad pública. Por supuesto que esto ha molestado a los operadores policiacos locales y la relación no es muy buena, pero el quehacer de la tropa que operativamente dirige Luis Carlos Villalobos Chávez ha resultado muy encomiable… NUMEROSAS llamadas telefónicas para recalcar lo aquí expuesto respecto al exsubjefe de Tránsito Municipal y excomandante de la Delegación Náinari, Cirilo Chávez Valenzuela, al dibujarlo como un ser perverso, arrastrado, besamanos, cuya obsesión es el poder y hacer daño a sus compañeros que lo tildan de boquisuelta y sobre todo de panista de hueso colorado. Hay que volverlo a decir; ahora que fue removido de la Delegación Náinari tronó contra quienes manejan la política del partido que gobierna Cajeme. Otros dijeron que hay que tener cuidado con él porque en su momento también traicionó a su extinto compadre Fernando Isaac Apodaca Lauterio, de quien hasta la fecha no ha dejado de despotricar contra él, así que el jefe de Tránsito Municipal, Adolfo Díaz Herrera, debe tener muchísimo cuidado con él. Si es necesario alejárselo porque así como le dijo al reportero que trae de "cobradores” a Viviano Murrieta, Eleazar León y Roberto Wong Camacho, habló pestes de él sobre sus defectos de carácter, pero bueno, poco a poco iremos tratando el tema, así el hecho de como a su hijo Ángel Rodolfo Chávez Serna que pese a tiene un año como agente policiaco fue nombrado responsable de turno (RT) de la zona centro. En buenas manos está la seguridad de la ciudadanía. Qué aberración. Luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios