OUT 27

on

Algunos jugadores de beisbol nacen con estrella. Otros, muchos más, nacen para SER superestrellas y en los tres últimos años han llegado a Grandes Ligas peloteros que simplemente fabricarán carreras de fábula dentro del maravilloso mundo del llamado por nuestros primos del norte el Big Show... HA SIDO UNA CANTIDAD enorme de peloteros que, a partir del 2015 han hecho su arribo para ser parte de equipos de Grandes Ligas, que han demostrado serán las estrellas del mañana, algunos ya establecidos como Francisco Lindor, Carlos Correa y José Altuve, entre los Latinos y otros como Kris Bryant, que son ya parte de una élite que sólo alcanzan los que verdaderamente llegarán para quedarse... PERO ESTE AÑO ha comenzado con una cosecha aún mayor a la que se ha visto del 2015 hacia esta campaña y jugadores como Miguel Andújar, Gleyber Torres y Tyler Austin de los Yanquis, lo mismo que Ronald Acuña Jr. y Ozzie Albies con Atlanta, el mexicano Christian Villanueva con San Diego y algunos que en este momento evaden nuestra memoria, que han demostrado en sólo un mes de acción, que han cumplido con su sueño, pero van mucho más allá y buscan mantenerse en un mundo en el que el principal obstáculo es la enorme competencia a la que deben superar…         EXISTEN JUGAORES que resultan piezas clave en sus respectivos equipos, tipos que sin su concurso su novena estaría en muy graves problemas. Un caso más que notable es el del pitcher de los Nacionales Max Scherzer, un elemento que desde que se puso el uniforme del conjunto de la escuadra que tiene su sede en la ciudad capital de, los Estados Unidos, ha devengado uno por uno, cada dólar que se le ha pagado después de firma un contrato multianual hace algunos ayeres. Con marca de 6-1 y efectividad de 1.76, el derecho originario de San Luis (Missouri), se encamina a pasos agigantados para ser uno de los contendientes al trofeo Cy Young de la Liga Nacional. Como en temporadas anteriores, Scherzer ha sido la diferencia para los de Washington, pues su as de la rotación ha sido el sostén, pues los Nacionales han alcanzado apenas 14 victorias y Scherzer es dueño casi de la mitad de esas victorias. ¿Se imaginan dónde estaría Washington sin su serpentinero estelar?... OTRO CASO SIMILAR lo vemos con A. J. Pollock, un pelotero que desde que inició su carrera en las Mayores, en el 2012, jamás había mostrado el poder que ahora ha enseñado en solamente 28 partidos en los que ha visto acción esta campaña. El nativo de Hebron (Connecticut) consiguió 20 cuadrangulares y 76 producciones en 157 juegos en el 2015, siendo esas sus mejores cifras en las dos estadísticas más importantes a la ofensiva. El año pasado fueron sólo 14 los vuelacercas conectados por Pollock y apenas llegó a 49 empujadas, pero extrañamente en este inicio de temporada, cuenta ya con 10 palos de vuelta entera en su haber, así como 25 compañeros remitidos a la registradora y va raudo y veloz rumbo a su primera temporada de más de 30 jonrones y 100 remolcadas. ¿Lo conseguirá? Las posibilidades son muchas y todo está de su lado, siempre y cuando no se le atraviese una lesión en su camino… DESDE QUE recordamos, el zurdo Dallas Keuchel ha mostrado un asombroso dominio sobre los Yanquis de Nueva York cuando le ha tocado enfrentar a los Bombarderos del Bronx. Hasta antes del partido de ayer, el nativo de Tulsa (Oklahoma) había hilvanado una seguidilla de muy buenas actuaciones, incluyendo en esta cadena, un total de 62.1 entradas en las que no permitió un solo batazo de cuatro esquinas a los bateadores neoyorquinos. Pero como lo hemos comentado, toda racha tiene un inicio y por lógica, un final y esa racha llegó a su fin en el mismo primer rollo, cuando Giancarlo Stanton sacó la pelota del parque para dar a Nueva York una ventaja de 2-0. Nuevamente Stanton volvió a castigar a Keuchel con otro batazo similar en la cuarta entrada y los Yanquis se imponían 3-0 al llegar a la quinta entrada. Todo parecía indicar que la desgracia seguiría de la mano de este lanzador, quien sólo ha logrado un solitario triunfo a cambio de probablemente cinco fracasos… Y POR AHORA EL espacio se agotó y también cayó el OUT 27, nos despedimos, pero con la promesa de que por aquí estaremos y nos leeremos mañana… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios