TRAS LA PISTA

on

LLEGANDO y haciendo leña, así se puede describir el arribo a Cajeme del nuevo comandante de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), Alberto Vázquez Varela, al montar filtros de revisión en varios puntos de la ciudad y esto de alguna manera permitirá disuadir la presencia de grupos armados para evitar que se paseen como Pedro por su casa. El nuevo mando local de los estatales proviene de Sonoyta. Tiene una tarea muy complicada de cumplir, sin embargo hay referencias que es muy recio para trabajar y en consecuencia pronto habrá de dar resultados en la lucha que de manera permanente sostiene el estado con la delincuencia de manera conjunta con las fuerzas especiales de la Policía Federal y Ejército Mexicano. Si bien es cierto que su homólogo Abiam Lacarra Valenzuela, sacó de circulación a varias narcomenudistas en menos de una semana y aseguró más de quinientas dosis de "crystal” se espera que Vázquez Varela, apoyado por Luis Carlos Soto Bojórquez y Néstor Plascencia logren imponer su presencia y sus estrategias para que esto redunde en un clima de tranquilidad. Las ejecuciones no han cejado sino por el contrario por momentos se disparan de manera alarmante y generan más preocupación entre la población que, no claudica en su demanda porque exista una paz y tranquilidad duradera, debido a que transcurren tres, cuatro y quizás cinco días en aparente paz, pero de repente se desbordan en cascada los homicidios… PARA NADIE es un secreto que además de los delitos de alto impacto, la principal angustia de los jefes y jefas de familia es que ellos y sus hijos en su diario trajinar acuden a sus fuentes de trabajo y diversos planteles educativos, respectivamente, pero, por momentos se ven amenazados por peligrosos sujetos que les salen al paso y a punta de machete o cuchillo les roban su celular y el poco dinero que traen o bien a los papás y mamás los despojan del dinero producto de su trabajo y eso es precisamente lo que se tiene que combatir, al igual que a las células criminales que se desplazan a todas horas del día en diversos vehículos, incluyendo motocicletas. Por supuesto que la nueva estrategia que comenzó a implementarse proviene del Secretario de Seguridad Pública en la entidad, Adolfo Morales García, quien se ha mostrado muy preocupado por lo que ocurre en Cajeme y no desiste en su afán de encontrarle solución al problema de la inseguridad… AHORA SÓLO falta que la Policía Preventiva Municipal cumpla con su cometido y se sume al esfuerzo que realiza el estado y la federación por pacificar el municipio. Aquí resulta necesario que en una labor conjunta agentes preventivos como decían algunos oficiales que ya se nos adelantaron en el camino eterno como Mario Mazón López, Rosario y Alberto Hernández Valenzuela y otros más que instruían a su personal para que arrestaran a todo aquel que les pareciera sospechoso y los investigadores se encargaban de "correrles” la serie y de revisar que no tuvieran cuentas pendientes con la justicia por lo que el comandante del Grupo Antiasaltos y Prevención de Ilícitos (GAPI) Javier Valenzuela, tendrá que ponerse las pilas y trabajar al unísono con los preventivos y así comenzar a "limpiar” todos los sectores de la ciudad de "bajadores”, macheteros, vándalos y vendedores de drogas…..LA IDEA es que haya más presencia de los policías preventivos y de esto debe encargarse el comandante Guillermo Lachica Campoy encabezando operativos para disuadir la presencia de todo aquél que ha hecho del despojo y asalto su modus vivendi. Es importante que de igual manera se investigue a motociclistas y ciclistas según sus fachas y no descarten que también caiga uno que otro sicario y maleante que a últimas fechas han estado utilizando motos y biciclos para huir. Incluso en algunos casos han abandonado ese tipo de livianas y frágiles unidades muy cerca de donde cometen sus tropelías… JUSTAMENTE en este tema se pronunció la regidora Sandra Luz Montes de Oca García, al referir que nuestro municipio ya no puede seguir viviendo en medio de una interminable violencia. No falta a la verdad cuando refiere que los robos y asaltos y feminicidios se han convertido en el pan nuestro de cada día. Alude lo que aquí se ha dicho una y otra vez, que cada vez son más los hurtos cometidos contra estudiantes a quienes despojan no solo de sus aparatos de telefonía sino hasta de su calzado, propiamente de tenis como ha ocurrido en muchos casos. Son acontecimientos reales e ineludibles que ante la falta de presencia policíaca se han disparado escandalosamente. Lo mismo ocurre en las viviendas de familias de todos los sectores de la ciudad. Hasta el 14 de mayo se habían cometido más de cincuenta latrocinios domiciliarios en los cuatro puntos cardinales de la población. Muchos de éstos son reportados vía inbox a este matutino. Lo mismo ocurre con los robos en planteles educativos donde en algunos casos se han tenido que suspender las clases por el robo de cableado y tubería de cobre… PARA FINALIZAR estas líneas, llega el reporte de la localización de dos cadáveres descuartizados en el ejido Francisco I. Madero, Campo 30, Valle del Yaqui. El hallazgo ocurrió a unos tres kilómetros y medio al poniente de ese asentamiento ejidal. Al iniciar sus labores, personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) determinaron que se trató sólo de un cuerpo humano, cuyos restos diseminados en los alrededores hicieron suponer que se trataba de dos personas. De esta forma llegamos a ocho ejecutados en el mes de mayo por lo que siguen los homicidios dolosos. El hallazgo se hizo en un área de difícil acceso. Incluso los elementos a cargo del Químico Antonio Piña Montoya, titular de Servicios Periciales en esta ciudad batallaron para llegar hasta el lugar donde estaban los restos mortales, aunado a que en el área donde se encontraban impera densa oscuridad. Luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios