TRAS LA PISTA

on

ANTE LA CRECIENTE ola de asaltos es importante que la Policía Preventiva Municipal en coordinación con la Estatal de Seguridad Pública desplieguen intensa batida en todos los rincones de la ciudad durante las 24 horas del día, a manera de disuadir y combatir a aquellos delincuentes que han hecho del robo, despojo y asalto su modus vivendi. La gran mayoría de ellos son jóvenes y otros menores de edad, cuyos padres de plano les gustan fingir demencia o parecieran estar de acuerdo con delictivas conductas de su retoño. Hay quienes saben que andan mal pero hacen como que desconocen sus andanzas y aparecen hasta que son detenidos y se enfrentan a las autoridades argumentando que son arbitrarias y se extralimitan en sus funciones cuando ellos mismos pueden evitar ese tipo de situaciones al no solapar las conductas antisociales de sus vástagos, de ahí que mucho se ha dicho y se continuará diciendo que en el problema de la seguridad todos debemos de participar… HACE ALGUNOS días me habló una persona pidiendo que se bajara la nota de su familiar que se acababa de publicar tras ser detenido con un vehículo robado. Su detención se hizo después de intensa persecución por varias calles de la ciudad. Como referencia el joven involucrado en los hechos en cuestión ya había estado detenido con un arma de fuego y logró salir con el apoyo de su familia, pero de nueva cuenta estaba en líos con las autoridades gracias a que no ha recibido el verdadero respaldo de sus seres queridos para inducirlo a través de distintas asistencias psicológicas y de terapias para hacerlo reflexionar de que no puede estar delinquiendo y ellos defendiéndolo cada vez que al "muchachito” le plazca cometer cualquier tropelía. Casos como ese hay muchísimos pero los padres de familia siguen sin entender que deben asumir su responsabilidad y encauzar sus hijos por el bien y no esperar a que estos se involucren en hechos delictuosos y en ocasiones en actos que generan consecuencias irreversibles como un homicidio, así que no todo se les puede dejar a las autoridades… EN ESTOS MOMENTOS, Cajeme atraviesa por una ola de atracos como nunca antes se había prolongado por lo que es importante que policías preventivos comiencen a realizar operativos de "barrido” como el que hizo la noche del lunes el comandante de la Delegación de Villa Bonita de la Policía Municipal, Isaías Soria Galván, arrestando a doce tipos, entre éstos varios menores de edad que se drogaban en la vía pública. De seguro que hasta que fueron llevados a la Jefatura de Policía Municipal reaccionaron sus progenitores. Se insiste, señores, si no pueden imponer su autoridad en sus hijos ahí está la Unidad Especializada de Menores que atendida por la licenciada Miriam Tapia Rodríguez, quien podría brindarles todo el respaldo profesional que se requiere para tratar de reencauzar a sus vástagos y evitar que estos se dediquen a delinquir… HACE ALGUNOS días planteamos la posibilidad de que el comandante de la Policía Preventiva, Guillermo Lachica Campoy, trabaje de la mano de manera fuerte con los encargados de cada demarcación. La idea es mostrar que la Policía Municipal no va a permitir que se continúe delinquiendo a todas horas con robos y asaltos, pero para ello es necesario que se instrumenten drásticas acciones durante las 24 horas del día. Por ahí tiene a su mando a un grupo operativo que es liderado por Germán Higuera López y es el momento para actuar con mano dura en todos los puntos de la ciudad como una medida para desalentar la presencia de vagos, malvivientes y hampones que han estado cometiendo atracos tras atracos, tanto en el Centro de la ciudad como en colonias donde los robos a negocios se han disparado en los últimos días… ES MOMENTO de actuar con el suficiente musculo para erradicar hasta donde sea posible los asaltos. La situación es grave. Tan sólo en la colonia Misión Alameda en plena mañana del lunes una joven fue atacada de un machetazo en el interior de su domicilio por uno de dos cholos que se introdujeron a robar y al verse descubiertos la hirieron. Esto es el colmo, sin embargo, no es imposible acabar con este tipo acciones delictivas. Es necesario llegar a esos escondites donde se refugian estos sujetos después de que cometen sus tropelías. Es importante que se le brinde el respaldo necesario al comandante Efrén Soto Armenta, de la Delegación Sureste, para poner en marcha intensos operativos para "limpiar” esa demarcación de delincuentes que ellos sí no cejan en su empeño de asaltar y despojar desde su celular hasta su cartera o bolso de mano a quienes se atraviesan en sus caminos… LO MISMO tendrán que hacer elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) que dirige el comandante Alberto Vázquez Varela, para coadyuvar en el rescate de la seguridad de los ciudadanos, incluidos los comerciantes. No es posible que tiendas de autoservicio tengan que operar encadenadas al caer las sombras de la noche. Otros establecimientos mejor fueron cerrados y unos más sólo funcionan de las 8 de la mañana a las ocho de la noche. Lo que nunca antes se había visto, pero no todo está perdido. Todo es cuestión de que se pongan en marcha sigilosos operativos y lo mismo se arreste a vagos a pie que en bicicletas y motos, así como en vehículos sospechosos. Resulta imperante que se arrecien y endurezcan las acciones policiales operativas contra esos malandrines porque no puede estar ocurriendo esto en Cajeme. No es una crítica sino una recomendación para las autoridades que deben dejar de lado su tibieza y actuar con dos o tres patrullas en cada sector de la población y es casi seguro que van a disminuir los incidentes delictuosos. También es importante que la ciudadanía denuncie a los teléfonos 911 y 089 aquellos refugios donde se esconden esas lacras de la sociedad. Luego 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios