OUT 27

on

YA LO HEMOS comentado hasta la saciedad y lo seguiremos diciendo hasta que sea necesario: En el beisbol, sin importar el nivel, ni La calidad del sitio donde se practique el bello deporte, si no cuenta con pitcheo de calidad, no se irá a ningún lugar, algo que cada día se comprueba, sobre todo por estos días en lo que son las Grandes Ligas… TODO LO ANTERIOR queda más que corroborado después de ver lanzar a los pitchers de los Yanquis de Nueva York, una escuadra con un orden al bat que aterra a los lanzadores a los que se enfrentan, pero que cuando entran al campo para defender las carreras que la ofensiva fabrica, los serpentineros del conjunto dirigido por Aaron Boone simplemente otorgan demasiadas concesiones y pronto las carreras de los rivales comienzan a llegar al pizarrón… LA OFICINA DEL equipo neoyorquino ha realizado un formidable trabajo con los chamacos surgidos de las sucursales y han redondeado una escuadra a la que sin embargo le falta lo más importante: Pitcheo, pitcheo y más pitcheo. En la persona del dominicano Luis Severino tienen a su as, pero el resto de los miembros de esa rotación no se ve tan poderosa como debería lucir un equipo contendiente al título… DOS PIFIAS DURANTE el receso de la campaña que ya al calor de las acciones en el campo de batalla se han acentuado, fueron sin lugar a dudas, no conseguir dos lanzadores abridores que respaldaran a los dos mejores del piquete de inicialistas, el ya citado Severino y el japonés Masahiro Tanaka. Al regordete C. C. Sabathia no le queda en el brazo mucho como para considerarlo como un abridor confiable y respecto a Sonny Gray, el derecho conseguido el año pasado en una negociación con los Atléticos de Oakland, han sido más las salidas pésimas que las buenas… GRAY HA HECHO honor a su apellido, (Gray significa gris en Español) y ha sido el más irregular de los abridores entre los pitchers de los Yanquis y en su última aparición como abridor sólo demostró que no está a la altura como para seguir dentro de la rotación… CON LOS YANQUIS dando tumbos en sus últimos cotejos debido a la pésima demostración de sus abridores, Nueva York deberá aventurarse y "salir de compras” tratando de conseguir cuando menos a dos buenos abridores que lleguen a tomar los lugares de Gray y Domingo Germán, este último un muchacho dominicano incrustado en la rotación como emergente después de la lesión del zurdo Jordan Montgomery, pero de ninguna manera está listo para ser parte de ella y como calificamos esta columna este día, sin pitcheo no hay paraíso, para nadie y Aaron Boone lo está experimentando en carne propia… EL MANAGER de los Yanquis ha sufrido por no contar con dos lanzadores de calidad, pero si de sufrimientos hablamos, a quien ya no le queda un solo cabello negro en su cabeza es a Rick Renteria, el manager de los Medias Blancas de Chicago, una escuadra que es un verdadero galimatías y donde ganar se ha convertido en una asignación no cumplida por el equipo patipálido y no sabemos si el dirigente podrá ser aguantado por más tiempo y continuar al frente del conjunto, uno de los de peor rendimiento en todo el beisbol de las Mayores… CON MEDIAS BLANCAS el problema no es solamente en su pitcheo, pues su defensiva es de merengue y cuando menos se espera, se desmorona, tal y como sucedió ayer en el partido contra Cleveland, que ganaban 5-2, pero en la parte baja de la quinta vuelta salió a relucir la mantequilla en los guantes de los jugadores patipálidos y con tres yerros en ese episodio, los Indios le dieron la vuelta al marcador, anotando cuatro veces, para enfilarse a un eventual triunfo. Había dos fuera cuando con las bases llenas el cubano Yoan Moncada dejó caer un elevadito, permitiendo el ingreso a la registradora de los tres embazados y desde ese momento sabíamos que el destino del partido se había escrito… Y POR ESTE día hemos llegado al final, cayó el OUT 27, nos despedimos, haciendo la promesa de que por aquí estaremos y nos leeremos mañana… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios