TRAS LA PISTA

on

DESDE AYER en la mañana, fuerzas castrenses en coordinación con elementos de las distintas corporaciones intensificaron recorridos de vigilancia en varios sectores urbanos de la localidad para disuadir la presencia de grupos armados. Nutrido contingente de militares del 60 Batallón que dirige el coronel Carlos Enrique Rodríguez Rojo y policías se advirtió al filo del mediodía por rumbos de la colonia Primero de Mayo, pero también se reportó su presencia en otros puntos de la localidad. Por supuesto que las movilizaciones atrajeron la atención de familias que observaron con agrado el que las autoridades castrenses y policiacas recorran los puntos donde por momentos se dispara la violencia. Se espera y confía que los desplazamientos se incrementen y mantengan durante las veinticuatro horas del día, ante la apremiante necesidad de que se restituya la paz y tranquilidad, ya que en realidad es poco lo que se avanzado. De momento, no se confirmó que en los grupos mixtos también participan oficiales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República por instrucciones del delegado estatal de la PGR, en Sonora, Darío Figueroa Navarro, quien ha estado interviniendo en las reuniones del Grupo Coordinado Cajeme (GCC). Es indispensable una mayor presencia de representantes de la ley, en un esfuerzo por desalentar todo hecho delictivo y criminal, principalmente. De igual manera, se requiere que agentes preventivos redoblen esfuerzos en la medida de sus posibilidades para recuperar la paz pública y dejar de estar viviendo casi todos los días con ejecutados y descuartizados. Tan sólo la semana anterior se registraron cinco ataques armados con saldo de cinco muertos y cuatro lesionados, algunos de gravedad, tanto en la ciudad como en el Valle del Yaqui… COMO PARTE de ese endurecimiento, agentes de la Policía Preventiva Municipal de la Comisaría de Esperanza y del operativo Hércules capturaron en distintas operaciones a dos presuntos narcomenudistas. Uno de ellos, además traía un arma de fuego y éste fue apresado en la colonia Matías Méndez, por las calles Ferrocarril y Alfonso Esparza. De esta forma también se saca de circulación una pistola con la que se pudo haber hecho daño a muchas personas, pero con su aseguramiento ello se evitó. Esto, es justamente lo que demanda la ciudadanía; que haya vigilancia y sobre todo resultados. Seguramente que la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) de igual forma ha realizado algunas detenciones y aseguramientos de droga, pero de momento no ha llegado la información sobre el particular. Vamos a estar pendiente de ello para mantenerlos informados, en virtud de que siempre la PESP ha dado muy buenos resultados en la lucha que se libra contra el narcomenudeo. Habrá que esperar que fluyan los informes de la Secretaria de Seguridad Pública en el estado… HACE ALGUNOS días comentábamos aquí que era necesario que fuerzas especiales de la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Ejército Mexicano y agentes estatales, blindaran el corredor de la carretera Tesopaco-Hornos, así como Esperanza-Obregón, a raíz de violentos acontecimientos que se estaban suscitando por rumbos de Yécora en la zona serrana limítrofe con Chihuahua porque era muy probable que células criminales intentaran refugiarse en la región derivado de un "efecto cucaracha”. Pues bien, ayer la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano expresó que los hechos ocurridos en Ónavas, donde fue ejecutado un expresidente municipal, se deriva precisamente del cruce de organizaciones de la delincuencia organizada provenientes de la vecina entidad, por lo que destacó en la importancia de blindar esa región como debiera hacerse por rumbos de San Bernardo, Álamos y en Estación Don, así que hay que estar muy pendientes del comportamiento delictivo. De seguro que esa tarea ya fue encomendada al titular de la Seguridad Pública en la entidad, Adolfo García Morales, quien, insistimos, es un hombre preocupado por la seguridad no sólo de los cajemenses sino de los sonorenses… MAYÚSCULO chasco se llevó un grupo de 20 agentes de la Policía Municipal que en días pasados sostuvieron un encuentro con un aspirante a la alcaldía cajemense, en virtud de que el señor sin ser alcalde todavía les dio una jalada de orejas de padre y señor mío y conste que esto lo escuché ayer en la mañana en los pasillos de la comandancia de Policía. Hubo quienes exteriorizaron que jamás votarían por él, porque sin ser alcalde les dio una santa trapeada qué les deparará en caso de que llegue a convertirse en jefe de la comuna. Comentaron que son gente que por su poder económico están acostumbrados a ordenar y maltratar a quien no coincida con sus ideas y consideraron que eso de que es un preocupado por la ciudadanía es una vil mentira, ya que lo que único que busca es poder como un capricho, pero no porque le interese la población. Por ahí también estuvo el dirigente de la FUPAC, Jesús Manuel Ruiz Zárate. Hay quienes todavía no digieren la trapeada que les dieron y ante esto no les queda otra más que reflexionar y razonar con mucha conciencia su voto porque las equivocaciones podría dejarlas serias secuelas… EN TANTO que por rumbos en algunas delegaciones continúa en plena jauja el negocio de los conductores punibles y no parece haber poder humano que frene el "desplumadero” que están haciendo en vez de dedicarse a la vigilancia del prevención del delito. No es válido que sigan deteniendo a gente que maneja bajo los efectos de las bebidas alcohólicas y ahí mismo en esa demarcación la "arreglen” mediante del pago de dos mil 500 y hasta tres mil pesos que ahí entregan sin recibir ningún recibo fiscal a cambio. La pregunta obligada es: ¿Hasta cuándo?

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios