OUT 27

on

AUNQUE LOS JUEGOS de playoffs se dice es una competencia nueva, con la temporada quedando en la historia, hay algunos equipos que le toman la medida a otros y los resultados que se dan en postemporada no cambian entre algunos equipos que se ven la cara en postemporada, con resultados que se van del lado de uno de ellos extrañamente y aunque las fuerzas entre ambas novenas estén niveladas. Los Sultanes de Monterrey han tomado a los Acereros de Monclova como uno de sus clientes favoritos en juegos de playoffs, con el equipo regio manteniendo un dominio sobre sus rivales de Monclova que raya en lo increíble ya que los Acereros han perdido 13 juegos en fila ante los Sultanes en postemporada, con su último triunfo llegando el lejísimo 7 de agosto del 2007, una muy larga sequía sin triunfos para el conjunto del empresario Gerardo Benavides, la que podría continuar en una serie en la que en lo personal no creemos habrá sorpresas y los regios deberán lograr el boleto para disputar el título de la zona Norte contra Tijuana o Aguascalientes… EN LA SERIE entre Diablos y Tigres, muy posiblemente veamos un enfrentamiento que se alargue a su máximo posible, pues se trata de dos equipos con planteles en los que sus miembros cuentan con mucho diamante recorrido, con años de experiencia, inclusive con pasos por Grandes Ligas algunos y a pesar de que durante el rol regular los pingos de la capital azteca terminaron arriba de los felinos en el standing, lo que anoche se inició en el Fray Nano es otra situación distinta y creemos que la ventaja será para los Tigres por una razón: Su dirigente (Tim Johnson) aventaja al timonel de los escarlatas por mucho, pues mientras que la experiencia del estadounidense es de toda la vida, habiendo manejado en todo tipo de circuitos, Víctor Bojórquez tiene apenas poco más de seis meses como piloto de equipos, incluyendo su trabajo en sucursales de los Diablos… EN GRANDES LIGAS todos los días se dan situaciones extrañas, siendo muy raro que no se dé un evento que, o no ha sucedido antes, o que pasó hace ya un largo tiempo. En el partido de ayer en Phoenix, el manager de los Rojos de Cincinnati colocó a Tucker Banhart como segundo en el orden al bat. Nada extraordinario, dirá el lector, pero si le añadimos que Barnhart es el receptor del equipo entonces podemos decir que no es algo que veamos con mucha frecuencia. Y para que vean que es así, desde 1956, cuando Smoky Burgess, en ese entonces, también receptor de los Rojos, fue el segundo en la alineación del equipo. No es común ver a un catcher ser colocado en ese sitio del orden al bat, pues se supone que debido a la posición incómoda que debe aguantar al estar a la defensiva, debe permanecer en el dugout para reponerse… DIFÍCIL LA SITUACIÓN para los Gallos de Huatabampo cuando al calendario de la temporada le resta tan sólo una jornada doble por jugarse y los campeones de la pasada campaña se encuentran con un pie fuera de la fiesta de postemporada de la Liga Suprema, un caso que sorprende a todos los ligados al circuito navojoense, pues no hay que olvidar que apenas la campaña, en una temporada inolvidable, se impusieron en una serie que se fue a su máximo, a los Rieleros de Empalme, para conquistar gallardamente el cetro de la edición. No fue lo que se esperaba del equipo del amigo Próspero Ibarra y las cosas comenzaron a ponerse mal cuando uno de sus mejores lanzadores, el obregonense Leo González, quedó fuera por una lesión y desde ahí la historia comenzó a tornarse de un color oscuro para los todavía monarcas… AUN GANANDO sus dos partidos del fin de semana, la calificación para los emplumados no estaría asegurada y dependería de otros resultados, pero lo peor de la historia para el conjunto huatabampense es que tendrá como rival a un equipo al que le encantaría ser quien despidiera a los Gallos de la competencia, los Toros de Navojoa, el rival que más odia deportivamente a los Gallos y el conjunto de Glen Márquez podría ser el que escriba el epitafio en la tumba de los campeones reinantes… POR AHORA CONCLUIMOS, cayó el OUT 27 y nos despedimos con la promesa de que aquí estaremos y nos leeremos mañana… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios