CIERRA MAYO CON 14 EJECUCIONES EN CAJEME

on

Al llegar a la cifra de 72 ejecuciones en lo que va del año, Cajeme se posiciona como el municipio más violento en Sonora, luego de que mayo culminara con 14 asesinatos, entre ellas dos feminicidios y dos descuartizados.

A la misma fecha del año pasado se habían cometido 94 homicidios, 22 más que en 2018, es decir, este tipo de delitos disminuyeron en un 23.4%.

Sin embargo, pese a que estadísticamente registra un descenso, a nivel estado Cajeme ocupa el primer lugar en incidencia delictiva con un 25%, sobre la capital Hermosillo, con un 22%, y la fronteriza ciudad de Nogales, con 9%, con base en cifras obtenidas del Semáforo Delictivo durante el último trimestre.

 

EJECUCIONES EN MAYO

Apenas finalizaba la mañana del 1 de mayo primero cuando en el  fraccionamiento Misión del Real un hombre fue asesinado con arma de fuego dentro de su vivienda. La primera víctima del mes fue identificada como Miguel Ángel M. G., de 32 años. El mortal ataque se produjo alrededor de las 15:10 horas en calle Real de Lérida casi esquina con Real de Jerez.

A partir de ahí la violencia se reavivó y, con un promedio de 51 horas entre un homicidio y otro, continuó hasta la noche del día 30, cuando cayó la víctima número 14, al ser asesinada María Teresa L. A. a manos de su esposo, José R. T., ambos de 46 años.

La mujer fue apuñalada hasta la muerte dentro de su vivienda en la colonia El Campanario, para luego él privarse de la vida con la misma arma.

 

DESCUARTIZADOS Y FEMINICIDIOS

Este caso se suma al de Karen Sarahí S. G., de 29 años. Ella también fue a cuchilladas por su expareja, por fuera de una vivienda en calle Misioneros entre Nueva Castilla y Valladolid, la mañana del 10 de mayo, enlutando las celebraciones por el Día de las Madres.

Fue levantada con vida del sitio pero momentos más tarde dejó de existir cuando recibía atención médica. Ese mismo día fue capturado su homicida, Eduardo R.  P., de 28 años, apodado "El Yayo", cuando pretendía refugiarse en la casa de su madre.

Dos casos que causaron honda consternación fueron los hallazgos de dos hombres descuartizados, uno en el Valle del Yaqui y otro a un costado de concurrido complejo comercial.

El 14 de mayo, al poniente del Ejido Francisco I. Madero (Campo 30), en vueltos en plástico de color negro fueron localizados los restos desmembrados de quien a la postre fuera identificado como Orlando ‘N’, vecino de la colonia Benito Juárez que tenía varios días desaparecido.

Asimismo, la mañana del 24, sobre la calzada Olea entre calles 200 y Jesús García, en la colonia Fuentes de Bosque, se encontraron tres bolsas negras con restos humanos desmembrados, que después se dio a conocer pertenecían a René Guadalupe T. S., de 54 años; la noche anterior había sido  privado de la libertad por varios sujetos armados en la colonia Villas del Trigo.

 

SUICIDIOS

También, durante el mes de mayo se contabilizaron por lo menos ocho suicidios, de los cuales cuatro fueron por asfixia por ahorcamiento, en las comisarías de Esperanza y Pueblo Yaqui, así como en las colonia Cuauhtémoc y Cajeme.

Tres más fueron con arma de fuego: dos disparándose al pecho y uno a la cabeza; y finalmente un hombre se privó de la vida con arma blanca la noche del 30 tras haber asesinado a su pareja, en El Campanario.

Se registraron, además, tres tentativas de suicidio, entre ellas dos menores de edad.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios