MOMENTO POLÍTICO

on

Casi no se notó y si bien se publicó en la generalidad de los medios de comunicación, se hizo en espacios mínimos. Nos referimos al jalón de orejas que el presidente del PRI en México, René Juárez Cisneros dio a los candidatos de ese partido que a menos de un mes de las elecciones se han negado a usar el logotipo del partido. Utilizan en su lugar viñetas y la ropa, antes camisa roja en los hombres,  ahora es camisa blanca; en las mujeres priístas el rojo pasó a ser rosa.

En sus discursos no mencionan los candidatos al PRI, lo que agregado a muchos factores más llevó al líder priísta a acusar de traidores a esos candidatos y sus equipos.

El jalón de orejas lo dio en Michoacán, donde frente a Adriana Campos, candidata a la Presidencia Municipal de Jacona, Michoacán, le reclamó que haya desaparecido el logotipo del PRI y en Morelia, a la candidata priísta Daniela de los Santos borró el rojo y lo sustituyó por el rosa y si acaso aparece el logo del PRI es en un muy pequeño espacio de cuatro por cuatro pulgadas.

En el resto del país, incluyendo Sonora, predominan las camisas y blusas blancas cuando que todos recuerdan la predominancia del rojo.

José Antonio Meade, candidato presidencial usa camisa blanca y no utiliza el logotipo del PRI en sus prendas, lo más cerca que ha estado fue días atrás, cuando apareció con camisa verde.

¿Qué hay detrás de esto? ¿Vergüenza de pertenencia al PRI? ¿Pena por lo mal que ha ido a México con los gobiernos del PRI?

Por ahora el dirigente nacional del partido llamó a cuentas a sus candidatos, pero ¿qué sucederá? ¿Los candidatos tirarán sus camisas blancas para vestirse con prendas rojas con el correspondiente logo del partido en el pecho? ¿Las mujeres candidatas y militantes harán a un lado sus prendas rosas para cambiarlas por rojas?

Las cosas han cambiado de 1929 a la fecha, ¿verdad?

En una primera etapa el PRI fue creado para dar lugar al nacimiento del México de las instituciones, pero, en sus primeros 10 años se crearon la CTM y la CNC y de acuerdo a los estatutos de estas centrales se estableció como obligatoria la afiliación de todos los trabajadores a ésta, a la CTM, organización que desde su creación pasó a formar parte del PRI, entonces se obligaba a todos los trabajadores, hombres y mujeres, a pertenecer al PRI. Luego, en 1942 surgió la CNOP, con la que se hizo lo mismo: aquel que no sea obrero ni campesino sino empleado o profesionista, empresario o prestador de servicios estaba obligado a ser parte del PRI.  

Así se estableció en los estatutos, así se formalizó aquello, así se dio por bueno hasta la segunda mitad de los años 80s, cuando el PRI empezó a reconocer triunfos electorales de la oposición, fue con Carlos Salinas de Gortari como presidente que se aceptó el triunfo por primera vez de un candidato a gobernador de un partido diferente. También fue en esa administración salinista que se acabó con la obligatoriedad de pertenencia a un sindicato, incluso a las cámaras empresariales. En el siguiente gobierno un partido de oposición alcanzó la Presidencia               de la República y se empezó a dar una  verdadera alternancia en los gobiernos estatales.

No obstante, en esta etapa el gran perdedor ha sido, es, el PRI, con una caída drástica en las preferencias del electorado y como dato curioso anote usted que el mayor enemigo del Revolucionario Institucional no es el PAN, que fue fundado 10 años después que el PRI, sino el partido más nuevo, MORENA, que nació en 2014, hace apenas cuatro años.

La estrategia del priísmo, que durante 50 años fue asegurar aliados que habitualmente se sumaban a sus candidatos como hicieron el PPS y PARM, terminó con la desaparición de estos pequeños partido satélites que de ese modo eran premiados con algunas curules y escaños.

Vino la reforma política con todas las facilidades para crear partidos políticos y sí, el PPS y PARM murieron de causas naturales, surgiendo más de un docena de pequeños partidos que pronto murieron bajo la entonces pesada maquinaria priísta. Nacen los regímenes uninominal y plurinominal, con lo que se dio fin a los diputados de partido para dar lugar a los del régimen plurinominal. Los diputados eran cien, pasaron a  ser 500; cada diputado tenía un sueldo equivalente a 10 veces el salario mínimo, ahora gana el equivalente a 60 salarios mínimos. El trabajador común no puede evitar comparar sus ingresos con los de esos privilegiados, alimentos para en rencor.

Ahora la estrategia incluye de manera preponderante que se sumen a sus candidatos el PANAL y el Verde mientras otros representan una oposición de a mentiritas,  algo que se ha hecho tradicional y merced a las circunstancias hay elementos para advertir que en el corto plazo estos pequeños partidos podrían morir, también de causas naturales.

La metodología no cambia: organizar eventos masivos y para esto se paga a quienes asisten, los clásicos acarreados y ante las mismas prácticas que tanto descrédito han dado al partido es que en la actualidad los candidatos toman sus propias estrategias y empiezan por hacer a un lado el logotipo del PRI por considerar que les afecta. En su lugar visten prendas blancas y rosas, según sean ellos o ellas, pero se niegan a presentarse con el logotipo del PRI a un lado en sus prendas.

Después de estas elecciones, para las que falta menos de un mes, muchas cosas cambiarán en México.

 

FOTOS De René Juárez Cisneros con un gran logotipo del PRI.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios