ITINERARIO

on

Prácticamente igual que en los dos debates anteriores se comportaron los candidatos a la Presidencia de la República en este tercer encuentro. RICARDO ANAYA CORTÉS, de la coalición "Por México al Frente” de los partidos PAN-PRD-MC, hizo algunas propuestas buenas, pero perdió tiempo en ataques a los candidatos de la coalición "Todos por México” de los partidos PRI-PVEM-PANAL, JOSÉ ANTONIO MEADE y de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, al que abanderan los partidos MORENA-PT-PES, de la colación "Juntos Haremos Historia”, sobre todo de la acusación de corrupción que interpuso en su contra su correligionario del PAN, ERNESTO CORDERO ARROYO. Mientras que Meade, profesional, pero con la carga negativa del principal partido que lo lanzó y por tanto fue blanco fácil de ataques tanto para Anaya como de AMLO, a decir verdad no varió casi en nada su actitud de los debates anteriores, haciendo énfasis en acabar con la corrupción y la mafia del poder. En tanto el neolonés JAIME RODRÍGUEZ CALDERÓN siempre con sus ocurrencias e insistiendo en sacar del gobierno a los flojos, "como estos tres que tengo aquí en frente”, en alusión a sus adversarios políticos en la contienda presidencial. En mayores detalles le diremos que llamó la atención que en uno de los pasajes que abordó Anaya en cuanto a proyectos que beneficiarán a los mexicanos se refirió al candidato al senado ANTONIO ASTIAZARÁN GUTIÉRREZ, quien mediante gestiones de generadores de energía ha beneficiado a 10 mil sonorenses, a quienes el recibo de luz les llega en ceros y que si gana replicará el programa en todo el país. Por otra parte, Anaya se pegó una acelerada contra AMLO, cuando lo acusó de pactar impunidad con ENRIQUE PEÑA NIETO y el PEJE le respondió que sólo buscará aplicar la justicia, no venganzas políticas. Es más, le dijo López Obrador, ni a ti te meteré a la cárcel. Además, el "Chico Maravilla”, de ganar la Presidencia, le dijo directamente a Meade que él y Peña Nieto irán a la cárcel por los casos de la Estafa Maestra, la Casa Blanca, Odebrecht y Ayotzinapa. Donde sí hubo coincidencias entre los aspirantes presidenciales fue en el caso de la universalidad de la salud, es decir, que los pacientes se puedan atender en cualquier clínica del sector, Seguro Social, Issste, Salubridad o donde sea. Por otro lado, cuando López Obrador repitió su programa de trabajo de bajarle el sueldo a los de arriba para subírselo a los de abajo, así como de duplicar la pensión a los adultos mayores e incentivar con dinero a jóvenes desempleados, recuperando los 500 mil millones de pesos que se roban por la corrupción, más algunos otros detalles que anunció para su gobierno, José Antonio Meade le respondió que esa película ya se ha visto en más de 130 países del mundo y ha sido un fracaso, porque se generó mayor desempleo y el flujo de la economía bajó en alrededor de un 30%. Además, atacó al tabasqueño porque asegura que en su gobierno al frente del Distrito Federal fue muy baja la generación de empleos, entre muchas otras deficiencias, pero el PEJE le respondió tajante que no tiene sentido eso, porque, de ser así, cómo es que actualmente en el DF lo lleva 4 a 1 en las preferencias electorales. Por otra parte, Andrés Manuel fue reiterativo en acabar con la corrupción de la "Mafia del Poder” que destruye a México. Cortará privilegios a los consentidos del gobierno, algunos de los que ganan hasta 650 mil pesos mensuales. Insistió también que llegando a su gobierno, abanderado por MORENA, una de las primeras medidas que tomará será la tendiente a cancelar la reforma educativa, porque fue creada más con tendencia de afectar laboralmente a los maestros, que con la intención de mejorar la educación en el país. Y anunció nombramientos en su gobierno, como el de la doctora MARÍA ELENA ÁLVAREZ, que va como directora general de CONACYT, con el fin de incentivar la ciencia y la tecnología en México, la cual dijo que prácticamente se encuentra abandonada. Así como el del doctor Jorge Alcocer como secretario de Salud, cuyo objetivo será que haya cobertura de calidad para todos los mexicanos. Y como le dijimos al principio, no podían faltar las ocurrencias de Jaime Rodríguez "El Bronco”, quien además de flojos, llamó a sus contrincantes en la justa electoral "La Tercia Maldita”. En otro pasaje los invitó a que se dieran un beso, dejando entrever que al fin son de los mismos. En algún momento que respondió un cuestionamiento aclaró con los términos "no lo digo con mala leche”. Y fue el único al que le llamaron la atención porque sacó el celular en el debate, algo que no está permitido. Cuando fue cuestionado por los mediadores cuál sería el procedimiento para cortarles las manos a los rateros, dijo que de llegar a Los Pinos integraría un tribunal para que deliberaran en estos casos y si lo demandaban, no le hace, porque le estaría haciendo mucho bien a los mexicanos. Y entre sus locuras es justo mencionar que recomendó algo bueno, el no dejar toda la carga de la educación a los maestros, sino que los padres hagan su papel.

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios