OUT 27 

on

LOS MIEMBROS del Comité de Honor y Justicia de la Liga Suprema de Beisbol del Sur de Sonora tendrán en sus manos un serio reto cuando deban de dar a conocer el veredicto respecto a la protesta enviada por los directivos del equipo La Tribu de Navojoa, después de los eventos que se desarrollaron el pasado domingo en la ciudad en la que la liga tiene su sede, cuando los umpires, que son la autoridad en el terreno de juego y a los que debe respetárseles sus decisiones, decretaron par de forfeits en favor de los visitantes Bravos de Obregón, al no encontrarse en condiciones el terreno de juego donde debería haberse jugado una doble cartelera, al continuar los juegos de playoffs entre estos dos conjuntos… LOS HECHOS ACONTECIDOS el pasado domingo son de sobra conocidos por los aficionados, gracias a la extraordinaria difusión del circuito navojoense, la cual dio a conocer la resolución tomada por los señores umpires designados para sancionar ese doble encuentro, los que con las facultades que cuentan, decidieron el forfeit en el primer cotejo, sólo después de haber otorgado un plazo perentorio a los directivos del equipo anfitrión, quienes no lo aprovecharon como debieron haberlo hecho, pues se les facilitó el tiempo necesario para buscar subsanar el deplorable estado en el que el campo se encontraba, actuando displicentemente en su lugar… EL SEGUNDO forfeit se lo ganaron los de La Tribu por caprichos de los encargados de la administración de la franquicia navojoense, retirándose a manera de protesta por haber sido, sancionados en el partido matutino de la manera ya comentada. Las evidencias acerca de la nula disposición de los directivos del equipo local por hacer un esfuerzo para dejar el terreno del parque en condiciones en las que se pudiera jugar son muy claras y personalmente no nos explicamos porque acuden a esta instancia (protestar), cuando todas las pruebas están en contra de ellos… LOS QUE FORMAN el Comité de Honor y Justicia de la liga son personas con personalidad y conocimientos vastos del juego y creemos que nuestro amigo Toño Ortega, el señor Lenin Orduño y Anselmo Sierra Félix, no se dejarán llevar por el hecho de que uo de los conjuntos involucrados en la historia pertenezca y juegue en la ciudad en la que ellos viven y el otro implicado, sea de Ciudad Obregón… LOS TRES TIENEN la obligación de ser imparciales y actuar conforme a lo que se vivió ya que si decretan que los partidos que debieron celebrarse el fin de semana pasado, deben jugarse, estarán cometiendo un error gigantesco ya que los directivos de los Bravos, que semana a semana deben cumplirle a sus jugadores ya hicieron un desembolso importante la semana anterior y de darse un veredicto en contra, todo lo invertido se habrá convertido en una pérdida importante para los miembros de la familia Beltrán y agregando algo muy importante, los Beltrán y su escuadra son los menos culpables de que por un capricho no se haya jugado… LOS BRAVOS SE presentaron, cumplieron con el compromiso de estar a tiempo en el lugar de la cita y a ellos no les correspondía la tarea de arreglar la anomalía que significaba un terreno en pésimo estado. Vamos a esperar el desenlace de esta historia, pero le vamos a adelantar algo: Si el veredicto que se dicte va en contra de los intereses del equipo Bravos, se creará otro problema y auguramos que será mucho más grave del que se resolverá este jueves… Y si no me cree, espere a que suceda lo que comentamos líneas arriba… MIENTRAS ESTO sucede en nuestro entorno, en Grandes un pelotero Latino se encuentra en camino a una temporada de escándalo hablando respecto a ofensiva, Mike Trout de loa Ángeles de Los Ángeles y Eduardo Escobar de los Mellizos de Minesota… EL VENEZOLANO de Villa de Cura se mantiene desde hace ya una buena parte de la temporada como el arma secreta de la novena de las Ciudades Gemelas y sus números son realmente sensacionales, con un promedio de .316, 12 vuelacercas y 48 carreras empujadas. Pero lo mejor de este modesto jugador que está alcanzando al parecer el estrellato, es que con 32 batazos de dos esquinas, batazos conectados en apenas 67 partidos y se ha colocado en una envidiable posición para echar por tierra un record de Grandes Ligas que ha durado por 87 años, los 67 dobles en una temporada de Earl Webb, una marca que en muy contadas ocasiones ha sido amenazada como este año lo está haciendo el pelotero venezolano… Y POR ESTE DÍA fue todo, nos vamos porque cayó el OUT 27 y nos despedimos, pero usted y yo sabemos que tenemos una cita aquí mismo mañana… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios