PALABRAS MAYORES

on

Hoy, domingo, cuando escribo, justo se cumple una semana que pasaron las elecciones: ganó MORENA en todo el país.

Ya lo sabemos, ya lo sabíamos: aquí lo habíamos dicho; Andrés Manuel López Obrador, iba a barrer y barrió. Lo escribí muchas veces, aunque, no tantas como insultos recibí de sus chairos-seguidores que, hablara bien o hablara mal, me tupían duro y macizo.

Y, fíjense, cosa curiosa, luego del gane del Sr. López Obrador, los he picado en mis redes sociales y, ¿saben qué?, solamente dos o tres me contestan. Claro, con esos basta porque son muy enfadosos, pero, ya no es aquél ejército que día y noche estaban defendiendo a AMLO, por lo cual deduzco que, o eran pagados, o simples bots.

Regresando a las elecciones, para mí fue una verdadera sorpresa, que aquí en Obregón ganara MORENA en todo.

Miren, lo que pasa es que, en la empresa que trabajo, se hicieron encuestas tanto para Cajeme, como para Hermosillo y de inicio, el PRI iba arriba en las preferencias. Otro dato curioso, es que más del 50% de las personas, declaraba que podría votar diferenciado; es decir, por un partido para la presidencia, por otro para el senado, otro para el diputado federal y así.

En Hermosillo, un amigo de MORENA, me dijo no creer que (recuerden, era apenas el inicio) el PRI estuviera 2.5 a 1. Y, cuando le enseñe la de AMLO, que superaba 3 a 1 al segundo lugar, entonces sí me creyó. Así arrancaron tanto allá como aquí.

Regresemos a Obregón y diseccionemos por partidos.

MAS con Miguel Ángel Salomón, fue el único que se le puso a las patadas al candidato de MORENA y dijo, que no era merecedor de militar en el mismo partido de AMLO.

Rafael Delgadillo, del PAN, rescató lo poco que había que rescatar de ese partido, en un municipio donde el ex gobernador azul, Guillermo Padrés, se ensañó con nosotros, los cajemenses.

Gustavo Almada Bórquez, de Movimiento Ciudadano, tal vez, como empresario, haya pensado que las campañas políticas son como un proceso industrial, donde, hay que hacer las cosas siempre igual y solo adecuarlas. Pues, así le fue: tuvo menos votos que en la elección anterior y cayó del tercero, al cuarto lugar, cuando tenía todo para hacer un mejor papel.

Emeterio Ochoa del PRI fue una sorpresa. Me tocó ver muchas encuestas, y en todas, punteaba, por varios puntos. Su campaña, para mi gusto, fue cuadrada, un copy paste de las otras campañas que ha coordinado en comunicación don Morsa, solo que ahora había un enemigo gigante afuera y quizá, también adentro.

Un dirigente de ese partido: "ahora resulta que los llevamos a votar en contra nuestra, y agrega, es como si en un carro, solamente el chófer era nuestro y los demás decían serlo, pero en realidad votaron por quienes les dio la gana”

Esa es una historia, pero hay otra que explico al final.

Rodrigo Bours Castelo hizo una campaña interesante. Para mi gusto, tuvo dos errores al arranque de su periplo que le costaron algunos puntos. Al inicio peleó contra todo lo que se movía: cámaras de asociados, contrincantes, aliados, gobiernos actuales y demás, olvidando repetir su programa de trabajo y sus propuestas que es lo que más le interesa a la gente. El otro erro, fue que anduvo cargando en sus hombros las otras candidaturas independientes y eso le quitaba tiempo, energía y atención. Al final, las últimas 3 semanas, cerró como ciclón, tanto en medios tradicionales como en redes sociales y brincó de tercero a segundo lugar.

Mientras todo esto pasaba, los candidatos de MORENA no aparecían por ningún lado. ¿Cómo van a ganar si no están por ningún lado? No hacen mítines, no tienen seguidores en redes y muy ocasionalmente están en medios, decían los politólogos. Pero pasaba, yo lo vi, que al igual que en el 97, en las colonias encontrabas hordas de MORENOS tocando puerta por puerta, sabiendo que AMLO era invencible, y solamente tenían que dar el empujoncito para que, el TSUNAMI creciera, convenciendo de votar por toda la fórmula.

Peeeeeroooooo, hay 37 mil dudas…

Insisto, todas las encuestas que hicimos varias empresas, traían muy cerrado a MORENA contra el PRI. Las de salida, igual. Entonces, cuando el PRI se va al tercer lugar, con un récord de menos votos en toda su historia, la gente que le entiende pone cara de what?

Entonces hay una diferencia de 37 mil votos entre los que votaron por todos los demás candidatos, y los que votaron para la presidencia municipal.

Pero también, en el caso MORENA, el candidato a la diputación Federal, Lamarque, tiene 40 mil votos más que Sergio Pablo Mariscal. ¿raro, no?

Yo, que soy un mal pensado, pensaría que alguien, hizo una machincuepa y ahí en algunas casillas, le quitó votos al PRI y quizá, al candidato Independiente. ¿Para qué? Eso sí que no lo sé, pero, si lo hicieron así, se les pasó la mano, ¿eh?.

Gracias

http://beckergarcia.blogspot.mx/

https://www.facebook.com/beckerg

https://twitter.com/beckerg123

 

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios