TRAS LA PISTA

on

DOLOROSA tragedia se registró ayer en la madrugada por la calle 200 a unos cien metros al poniente de la calle Kino, al morir joven familia -papá, mamá y una niña de 5 años-, cuando el vehículo donde viajaban, tipo pick up, se salió del camino, volcó y cayó en un canal secundario quedando con los neumáticos hacia arriba lo que complicó la salida de sus tres ocupantes que dejaron de existir dramáticamente tras quedar atrapados en la cabina. Son fatalidades del destino muy dolorosas, difícil de comprender y sobrellevarse. De manera puntual MEDIOS OBSON hizo una cobertura especial mediante prolongada transmisión que, mantuvo despiertos a miles de seguidores desde las 2:30 hasta cerca de las cuatro de la mañana. Fue un percance que provocó honda conmoción de quienes se enteraron en su momento. La familia se dirigía a su domicilio ubicado en la colonia Urbi Villas del Real al momento que sobrevino el impresionante accidente. Tal parece que la velocidad y las condiciones húmedas del pavimento, ya que momentos antes había llovido intensamente, se presumen fueron factores decisivos para que se produjera esta dolorosa adversidad. Este fue inicio de una semana más de vida de los cajemenses. Inicialmente se hablaba de que sólo el conductor había quedado atrapado, pero buzos del departamento de Bomberos dieron la triste noticia de que había tres cuerpos sin vida dentro de la cabina de la unidad de la marca Chevrolet, línea Cheyenne, modelo 2004. Los aterradores gritos de dolor de sus deudos dolientes retumbaban en el silencio de la madrugada. Pedían desesperadamente que se les auxiliara a sus seres queridos, pero lamentablemente ya nada se podía hacer. En lo sucesivo, algo tendrán que hacer las autoridades de Tránsito Municipal para señalizar el alto riesgo que implica desplazarse a excesiva velocidad por la 200 adelante la Kino, debido a que muchos automovilistas la toman como pista de carreras. Bueno fuera que el jefe y subjefe de vialidad urbana, Juan Adolfo Díaz Herrera y Adolfo Licón Valadez, realizaran una inspección sobre vía en aras de que establezcan alguna medida de seguridad para que no se vuelva a repetir otra tragedia de similar dimensión… DE PLANO, no se compone el clima de violencia en el municipio, luego de que la noche del domingo fue cometida la décima ejecución del mes de julio en el octavo día. Ahora el asesinato se perpetró en el Centro de la ciudad, por el callejón Honduras entre No Reelección y Galeana, en el traspatio de una vivienda que tuvo que ser abierta con apoyo de personal del departamento de Bomberos, ya que fue cerrada quizás por los victimarios de quien resultó ser un vecino de la colonia Maximiliano R. López. Familias de la zona reportaron detonaciones y aunque agentes policíacos a cargo del comandante Ricardo Durán Lauterio se abocaron a "peinar” el área, de primer momento no hallaron nada y ante la insistencia de las familias volvieron a revisar algunas casas y fue así como localizaron el cuerpo sin vida de quien se le conocía con el apodo de "El Nacho”. Por las circunstancias y características del episodio no se descarta que se haya tratado de otro clásico "ajuste de cuentas” entre narcomenudistas y zares de la droga… EN LOS PRIMEROS doce días de enero del 2016, se consumaron igual número de asesinatos y esto impulsó a la Secretaria de Seguridad Pública estatal a enviar al primer grupo de policías estatales prácticamente a cuatro meses de iniciada la actual administración. Llegó el comandante de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) Walter Fernando Hernández Villanazul y en apego a la realidad logró cumplir con el objetivo, al capturar a una decena de sicarios y asegurar importante número de armas de fuego largas y cortas, así como elevada cifra de envenenadores públicos. Desde entonces la PESP llegó para quedarse en el municipio, al grado que se construyó un centro de operaciones propio para la misma corporación por acuerdo del encargado de la seguridad de los sonorenses, Adolfo García Morales, quien hay que reconocerle que ha buscado distintas alternativas de solución para regresar la paz al municipio y aunque ha avanzado no logrado radicalizar esa lucha y frenar la avalancha de asesinatos….LO ANTERIOR sale a colación, debido a que actualmente llevamos un record de muertes similar al que se registró en los inicios del 2016, con la diferencia de que no se tenía el respaldo de la Gendarmería Nacional y Fuerzas Especiales de la Policía Federal, aunque con el amargo sabor de boca de que no han respondido a las expectativas que se habían trazado antes de su arribo. Se esperaba que lograran pacificar a ciudad Obregón y el Valle del Yaqui como en su momento lo hicieron en otras entidades como Ciudad Juárez, Chihuahua, Torreón, Coahuila, Nogales y otras localidades del país, pero no se tuvo la misma suerte… EN OTRAS CUESTIONES, mientras que elementos de Tránsito Municipal no cejen en su empeño de continuar "cazando” a traileros y a cualquier otro conductor que circula sobre la avenida Miguel Alemán y calle 200, entre otras arterias viales, no se lograra contener el alud de robos a mano armada que siguen a la orden del día. Es necesario que se sumen a las tareas de vigilancia y prevención del delito en apoyo a la preventiva municipal. Hay que terminar con los llamados "supervisores” y que estos lejos de dedicarse a pasear y llegar solo a donde ocurren accidentes es necesario que se pongan verdaderamente a desquitar el sueldo por ese no es ningún trabajo, por el contrario denigran la imagen de esa dependencia. Bueno fuera que el próximo alcalde Sergio Mariscal comenzará analizar desde ya el comportamiento de algunos agentes en la misma vía pública. De seguro que quienes si lo va a hacer serán los regidores Rodrigo Bours Castelo, Gustavo Almada Bórquez y Rafael Delgadillo Barboza, que sin duda será una auténtica oposición como lo ha hecho la edil panista Sandra Luz Montes de Oca García, Joaquín Armendáriz Bórquez y Vidal Martínez Enríquez y sino habrá que apostarle al padre tiempo. El tiempo apremia y hasta aquí le dejamos. QUE NUEVOS EDILES VIGILARÁN MUY CERCA EL TRABAJO DE POLICÍAS Y TRÁNSITOS

DOLOROSA tragedia se registró ayer en la madrugada por la calle 200 a unos cien metros al poniente de la calle Kino, al morir joven familia -papá, mamá y una niña de 5 años-, cuando el vehículo donde viajaban, tipo pick up, se salió del camino, volcó y cayó en un canal secundario quedando con los neumáticos hacia arriba lo que complicó la salida de sus tres ocupantes que dejaron de existir dramáticamente tras quedar atrapados en la cabina. Son fatalidades del destino muy dolorosas, difícil de comprender y sobrellevarse. De manera puntual MEDIOS OBSON hizo una cobertura especial mediante prolongada transmisión que, mantuvo despiertos a miles de seguidores desde las 2:30 hasta cerca de las cuatro de la mañana. Fue un percance que provocó honda conmoción de quienes se enteraron en su momento. La familia se dirigía a su domicilio ubicado en la colonia Urbi Villas del Real al momento que sobrevino el impresionante accidente. Tal parece que la velocidad y las condiciones húmedas del pavimento, ya que momentos antes había llovido intensamente, se presumen fueron factores decisivos para que se produjera esta dolorosa adversidad. Este fue inicio de una semana más de vida de los cajemenses. Inicialmente se hablaba de que sólo el conductor había quedado atrapado, pero buzos del departamento de Bomberos dieron la triste noticia de que había tres cuerpos sin vida dentro de la cabina de la unidad de la marca Chevrolet, línea Cheyenne, modelo 2004. Los aterradores gritos de dolor de sus deudos dolientes retumbaban en el silencio de la madrugada. Pedían desesperadamente que se les auxiliara a sus seres queridos, pero lamentablemente ya nada se podía hacer. En lo sucesivo, algo tendrán que hacer las autoridades de Tránsito Municipal para señalizar el alto riesgo que implica desplazarse a excesiva velocidad por la 200 adelante la Kino, debido a que muchos automovilistas la toman como pista de carreras. Bueno fuera que el jefe y subjefe de vialidad urbana, Juan Adolfo Díaz Herrera y Adolfo Licón Valadez, realizaran una inspección sobre vía en aras de que establezcan alguna medida de seguridad para que no se vuelva a repetir otra tragedia de similar dimensión… DE PLANO, no se compone el clima de violencia en el municipio, luego de que la noche del domingo fue cometida la décima ejecución del mes de julio en el octavo día. Ahora el asesinato se perpetró en el Centro de la ciudad, por el callejón Honduras entre No Reelección y Galeana, en el traspatio de una vivienda que tuvo que ser abierta con apoyo de personal del departamento de Bomberos, ya que fue cerrada quizás por los victimarios de quien resultó ser un vecino de la colonia Maximiliano R. López. Familias de la zona reportaron detonaciones y aunque agentes policíacos a cargo del comandante Ricardo Durán Lauterio se abocaron a "peinar” el área, de primer momento no hallaron nada y ante la insistencia de las familias volvieron a revisar algunas casas y fue así como localizaron el cuerpo sin vida de quien se le conocía con el apodo de "El Nacho”. Por las circunstancias y características del episodio no se descarta que se haya tratado de otro clásico "ajuste de cuentas” entre narcomenudistas y zares de la droga… EN LOS PRIMEROS doce días de enero del 2016, se consumaron igual número de asesinatos y esto impulsó a la Secretaria de Seguridad Pública estatal a enviar al primer grupo de policías estatales prácticamente a cuatro meses de iniciada la actual administración. Llegó el comandante de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) Walter Fernando Hernández Villanazul y en apego a la realidad logró cumplir con el objetivo, al capturar a una decena de sicarios y asegurar importante número de armas de fuego largas y cortas, así como elevada cifra de envenenadores públicos. Desde entonces la PESP llegó para quedarse en el municipio, al grado que se construyó un centro de operaciones propio para la misma corporación por acuerdo del encargado de la seguridad de los sonorenses, Adolfo García Morales, quien hay que reconocerle que ha buscado distintas alternativas de solución para regresar la paz al municipio y aunque ha avanzado no logrado radicalizar esa lucha y frenar la avalancha de asesinatos….LO ANTERIOR sale a colación, debido a que actualmente llevamos un record de muertes similar al que se registró en los inicios del 2016, con la diferencia de que no se tenía el respaldo de la Gendarmería Nacional y Fuerzas Especiales de la Policía Federal, aunque con el amargo sabor de boca de que no han respondido a las expectativas que se habían trazado antes de su arribo. Se esperaba que lograran pacificar a ciudad Obregón y el Valle del Yaqui como en su momento lo hicieron en otras entidades como Ciudad Juárez, Chihuahua, Torreón, Coahuila, Nogales y otras localidades del país, pero no se tuvo la misma suerte… EN OTRAS CUESTIONES, mientras que elementos de Tránsito Municipal no cejen en su empeño de continuar "cazando” a traileros y a cualquier otro conductor que circula sobre la avenida Miguel Alemán y calle 200, entre otras arterias viales, no se lograra contener el alud de robos a mano armada que siguen a la orden del día. Es necesario que se sumen a las tareas de vigilancia y prevención del delito en apoyo a la preventiva municipal. Hay que terminar con los llamados "supervisores” y que estos lejos de dedicarse a pasear y llegar solo a donde ocurren accidentes es necesario que se pongan verdaderamente a desquitar el sueldo por ese no es ningún trabajo, por el contrario denigran la imagen de esa dependencia. Bueno fuera que el próximo alcalde Sergio Mariscal comenzará analizar desde ya el comportamiento de algunos agentes en la misma vía pública. De seguro que quienes si lo va a hacer serán los regidores Rodrigo Bours Castelo, Gustavo Almada Bórquez y Rafael Delgadillo Barboza, que sin duda será una auténtica oposición como lo ha hecho la edil panista Sandra Luz Montes de Oca García, Joaquín Armendáriz Bórquez y Vidal Martínez Enríquez y sino habrá que apostarle al padre tiempo. El tiempo apremia y hasta aquí le dejamos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios