TRAS LA PISTA

on

UN AMBIENTE de intensa incertidumbre se vive en el seno de la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal, sobre todo en aquéllos que no traen muy pulcra su conciencia al estar enredados con grupos delictivos y cuyos antecedentes ya están siendo analizados por un equipo del nuevo gobierno que tomará las riendas del municipio en menos de dos meses. Incluso ya se tienen varios nombres de aquéllos que van a ser expulsados de la tropa por conductas indebidas que, seguramente ya fueron investigadas y ni cuenta se dieron de ello. En el cabildo no habrá quién los defienda porque después de seis años la mayoría del cuerpo edilicio no será tricolor ni nada que se les parezca de tal forma que no habrá condescendencia con esos uniformados que han traicionado a la sociedad. Sus identidades de momento nos las reservamos, pero les aseguramos que muchos se irán junto con los jefes actuales al entregar estos los bártulos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal. Hay quienes incluso ya están buscando trabajo en otros municipios, pero esta vez será distinto, ya que primero tendrán que aprobar el filtro de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Habrá mandos que podrían repetir, esto, a pesar que en una acción de "mala leche” fueron malinformados en actos mezquinos. Sin embargo, ya se escucha decir que el nuevo gobierno corroborará esas referencias y casi es seguro que imiten a Andrés Manuel López Obrador, quien hizo caso omiso de algunos ataques contra quienes ahora serán parte de sus colaboradores. Confió en ellos y ahora se alistan para iniciar sus tareas en el nuevo gabinete del gobierno federal. Casi es un hecho que así sucederá en Cajeme… HAY QUE DECIRLO, esos que llevan meses incapacitados cuando no es por una causa u otra también están en la mira de quienes presidirán la próxima administración y se dice insistentemente que Nelly Robles viene como oficial mayor, para que se den una idea de que habrá cero tolerancia para esos "chipilones” que van a cumplir tres años sin trabajar, pero eso sí acuden indignamente cada quincena a retirar su sueldo como sí en verdad tuvieran derecho a  cobrar su sueldo. De confirmarse lo de Nelly Robles muchos se van a topar en piedra conociéndola cómo es de aguerrida. Lo demostró en la lucha que libró por la dirigencia sindical del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Cajeme (SUTSAC). Claro que tampoco van a faltar los lambiscones, pero desde la metrópoli azteca retumban las palabras del virtual presidente de la República de que no habrá consideraciones para ningún servidor público. Todos sin excepción de nadie tendrá que trabajar y quien no lo haga más vale que ni le entren porque les darán gracias. Este es uno de los compromisos medulares del proyecto de gobierno que deberá ser imitado en los ayuntamientos del territorio mexicano sí en verdad se pretende sacar al país de la ignominia e impunidad que por años ha estado sumergido y sino todo es cuestión de esperar… EL TEMA de seguridad pública, será indudablemente el principal reto en el entorno local ante la anchurosa degradación social que enfrentamos y por ello se está trabajando minuciosamente en la selección de quienes habrán de dirigir la corporación. En Tránsito Municipal por supuesto que desaparecerán los llamados "supervisores” que actualmente encabeza Eleazar León Valenzuela. Es un hecho que se acabarán esos privilegios. De todo ello ya se tiene una radiografía e insistimos ya se escuchan voces de los que van para fuera y de los que van a ser reevaluados porque hay mandos medios se dan el lujo de utilizar las patrullas como vehículos particulares, sobre todo a la hora de la comida y por ello a usted le ha tocado observar unidades policiacas estacionadas por fuera de algunos domicilios, pero todo ello se acabará porque deberá de privilegiarse la atención ciudadana y los llamados de auxilio de todos los vecinos de colonias, barrios y comisarías del municipio… POR EJEMPLO, en Villa Bonita se percibe un vacío por parte del encargado de esa delegación, Jesús Navarro Velarde, de quien aseguran sus subalternos que no acude a los llamados como sucedió ayer en la tarde, cuando un hombre estuvo a punto de ser ejecutado por rumbo de la calle Paseo del Hechizo entre Paseo de las Flores y Golondrinas. No se vio por ahí al comandante y así sucede con otros mandos, pero esto ya debe terminarse, ya que no es posible que mientras Ciudad Obregón continúe inmersa en un clima de inseguridad y elevada criminalidad hay a quienes les importa un comino lo que está sucediendo. Como luego dicen "ni viendo la tempestad se arrodillan”, pero reiteramos que ello habrá de acabarse. Se requiere de policías comprometidos con los cajemenses y no con las catervas de asesinos que siguen paseándose tranquilamente por las calles de la ciudad y el Valle del Yaqui… OTRO IMPORTANTE revés al hampa citadina se anotaron ayer al inicio de la tarde policías de la USSI Norte, encabezados por Alfonso Lamadrid Balderrama, tras capturar a un sujeto que acababa de asaltar una ferretería en la colonia Cajeme. El individuo, que empleó una pistola de diábolos, horas antes había atracado una tienda de conveniencia muy cerca de ahí, en colonia Villas del Campestre, pero además tiene otras pillerías similares que deberán ser esclarecidas en la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común del sector tres. Precisamente en la USSI Norte continúa brillando con luz propia la agente Daniela Ruiz, quien debe recibir todo el apoyo para que prosiga mostrando su convicción policial que la ha caracterizado… POR ÚLTIMO, se escuchan rumores que el capitán René Barranco Zárate podría regresar a una corporación de Cajeme. En la administración anterior despachó como director operativo en la Preventiva Municipal por espacio de un año y medio, pero tal parece que no hubo un buen entendimiento con el titular, el extinto Isaac Apodaca Lauterio, y dejó el cargo. No es la única ocasión que ha ocupado altos cargos en esa institución desde los años ochenta, noventa y en el trienio 2012-2015. Al menos ha mostrado mejor desempeño que el chiapaneco, capitán en proceso de retiro del Ejército Mexicano, Mario Alberto Andrade Ramos, quien finalmente fue seducido por la vagancia de sus subalternos que lo hicieron que terminara en pachangas y francachelas y nunca cumplió con responsable de la seguridad de los cajemenses. Fue un rotundo fracaso, mientras que los de abajo amasaron fortunas, producto de sus colusiones con grupos delictivos. En su momento fue un secreto a voces. Luego seguimos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios