OUT 27 

on

TAL Y COMO se esperaba, fueron muchas las negociaciones entre los equipos de Grandes Ligas, agregando los equipos que aún tienen posibilidades de llegar a la postemporada, jugadores que lleguen a dar un "empujoncito” a esas escuadras que todavía piensan salvar la temporada en el tramo final del rol regular. Esperan que los recién llegados les den buenos resultados y rendimientos acorde a lo que necesitan. Jugadores desde estrellas hasta otros que no tienen la fortuna de ser considerados como tal, cambiaron de franela, unos llegando a escuadras que pueden estar en los playoffs, y los menos afortunados, siendo enviados al purgatorio beisbolero, lo que se traduce como equipos que por este año ya no tienen nada por qué pelear. Del rendimiento que de sus nuevos miembros reciban, serán las probabilidades de seguir avanzando… ENTRE LOS movimientos que ayer se dieron, los Dodgers se hicieron de un estupendo pelotero en la persona de Brian Dozier, un tipo que en dos campañas y media tiene ha conectado 92 cuadrangulares, habiendo empatado la marca de más vuelacercas para un segunda base (42) en la campaña del 2016. Con Chase Utley jugando la que podría ser la temporada final de su carrera, los Dodgers sabían que necesitaban un pelotero con las características de Dozier, y el cuadro interior del equipo angelino, castigado por las lesiones en elementos clave como Corey Seager y Justin Turner, mejorará con el arribo de este excelente pelotero…  A PESAR DE NO ESTAR  en una posición que le garantice absolutamente nada en el inmediato futuro, los Piratas de Pittsburgh dieron la sorpresa al hacerse del pitcher de Tampa Bay Chris Archer, un jugador de quien se rumoraba muchos equipos de mercado grande lo buscaban, y sin embargo el equipo de la ciudad del acero fue quien se lo llevó. Ya habíamos comentado días atrás que no había que dar por muertos a los filibusteros, y ahora con Archer en sus filas, corroboramos ese pensamiento… LOS QUE DE PLANO tendrán que esperar la campaña del 2019 son los Orioles de Baltimore, el equipo con la peor marca del béisbol (32-74), que han dejado ir jugadores sin control. Primero fue Manny Macchado, y ayer Kevin Gausman y Jonathan Schoop también salieron de la organización oropéndola, y si usted es seguidor del conjunto del estado de Maryland, que no creemos lo sea, verá un orden al bat en los partidos que faltan hasta el final de la campaña, muy diferente al que se vio en el arranque de la temporada… EL PEOR ENEMIGO de un lanzador, sin dudarlo mucho, podemos asegurar es el no tener comando sobre sus lanzamientos. Cuando el brazo no obedece la orden del cerebro respecto a la locación para los pitcheos, entonces es el inicio de un muy grave problema para cualquier serpentinero. Hay verdaderos artífices del control, como Míster Clayton Kershaw, un lanzador que al momento de hacer un balance respecto al número de bases por bolas contra ponches, sus estadísticas al respecto son simplemente sensacionales. Este año, en 89.1 entradas de trabajo, el pitcher nacido en Dallas (Texas), ha obsequiado 17 pases libres, contra 91 bateadores rivales siendo pasados por la vía de los strikes. En el 2017, en 175 episodios, Kershaw regaló 39 pasaportes, pero ponchó a 202 enemigos, y un año antes sus cifras en estos departamentos fueron fenomenales, con apenas 11 boletos de libre tránsito a primera base, contra 172 chocolates en 149 capítulos trabajados… TODO LO CONTRARIO al estelar lanzador de los Dodgers se da con un serpentinero que ha mostrado este año un escandaloso descontrol. Nos referimos al pitcher derecho de los Cachorros de Chicago Tyler Chatwood. Los números de este señor rayan en lo ridículo, pues en 94 entradas lanzadas, sus números al respecto son los siguientes:  Ha lanzado 94 entradas en 10 aperturas, y su negativa marca de 4-5 en ganados y perdidos, así como una pésima efectividad de 4.98, se debe totalmente a su descomunal descontrol, pues en esos innings ha regalado la friolera de 85 bases por bolas malas, mientras que su número de ponches es inferior a las bases, pues ha abanicado a 82 bateadores. Estadísticas de las que no puede sentirse orgulloso Míster Chatwood… Y POR ESTE día fue todo, nos vamos porque cayó el OUT 27 y nos despedimos, pero usted y yo sabemos que tenemos una cita aquí mismo mañana… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios