OUT 27  

on

LOS OLMECAS de Tabasco continúan con su lucha por sobrevivir en la Liga Mexicana de Béisbol, y la realidad del problema de algunas de las franquicias de la "nueva LMB” es que andan coloquialmente "arrastrando la cobija”, siendo el equipo tabasqueño tal vez el más afectado por las pobres entradas en su parque, el Centenario 27 de febrero, el cual da cobijo a menos de mil asistentes por juego, una cantidad que no permite a NINGÚN equipo, en cualquier liga del mundo, poderse mantener con vida en el aspecto más importante, el de los dineros… NUNCA ESTUVIMOS de acuerdo con la decisión de dar el control del circuito veraniego al nuevo presidente ejecutivo del béisbol de verano, el ‘futbolero’ Javier Salinas, un tipo que tratando de ‘revolucionar’ la pelota profesional de aquella liga, impuso dos torneos cortos, algo a lo que no se le auguró, desde que se anunció, el éxito que Salinas pronosticó… COMO TODO buen político, Salinas prometió hacer visitas continuas a todas las plazas de la liga, pero algunos colegas de oficio, uno de ellos David Braverman, se quejan de que con Tabasco la promesa no ha sido cumplida, y los problemas para Juan Luis Dagdúg Nazur, el presidente de la franquicia tabasqueña, en lugar de finalizar, han ido en aumento, a grado tal que hace un par de días se anunció que la oficina de los Olmecas han enviado de vacaciones a los trabajadores que se encargan de arreglar el terreno de juego para cada  partido. Dichas vacaciones, forzadas a todas luces, se debe a que a los trabajadores se les deben tres quincenas, y los directivos no quieren que al adeudo con sus trabajadores se le continúen acumulando días... Cómo la ven?... LO QUE NO se puede ocultar es el hecho de que Olmecas no es un equipo que tenga roster en el que abunden los nombres de peloteros estelares, siendo sus ‘figuras’ más emblemáticas el lanzador Juan Pablo Oramas, oriundo de Villahermosa, así como los cubanos Yordanys Linares y Ronnier Mustellier, siendo el resto del plantel compuesto por nombres de jugadores desconocidos en su mayoría, y otros que solo están para llenar la plantilla, y a eso se debe que las entradas en el parque tabasqueño sean para infartarse. El futuro de los Olmecas es muy oscuro, y no será una sorpresa que para la campaña –-O torneos—que viene, sea uno de los equipos que esté jugando en otra ciudad, y tal vez, en otro estado de la república, algo que deberán agradecer a los nuevos directivos de la liga… SI LOS ORIOLES logran sacar provecho de la gran cantidad de los excelentes prospectos que obtuvieron de otras organizaciones en días pasados, cediendo a jugadores como Manny Machado, Zack Britton, Jonathan Schoop y Kevin Gausman, el equipo oropéndola será de nueva cuenta una escuadra competitiva en un par de años. Baltimore se quedó con jugadores muy interesantes como el cubano Yusniel Díaz, un chamaco de 21 años que llegó en el canje por Machado, y de quien se vaticina será titular en un par de temporadas más en uno de los jardines de los Orioles. También podemos mencionar a un pitcher llamado Dillon Tate, obtenido de los Yanquis en el trueque por Britton, y lo mismo que Luis Ortiz, llegado de los Cerveceros en la negociación que envió a Schoop al equipo de Wisconsin. Un equipo con sangre nueva, que es lo que necesitan los Orioles, es el que veremos a paetir de la próxima temporada, y aunque se cree que estos chamacos comenzarán a despuntar más adelante, en el 2019 comenzarán a buscar un lugar en el equipo. Recuérdenlo, los Orioles será un conjunto con otro aspecto muy pronto… Y POR ESTE día hemos llegado al final, cayó el OUT 27 y nos despedimos, con la promesa de que estaremos nuevamente mañana con ustedes… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!                                                                 

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios