OUT 27… NADA QUÉ OPONER 

on

DESPUÉS DE VER el primer partido entre Medias Rojas de Boston y Yanquis de Nueva York el pasado jueves, un encuentro en el que los patirrojos se impusieron a los Bombarderos 15-7, el único análisis al que podemos llegar, con una conclusión exacta, es que con esa demostración de pitcheo de los equipos que se mantienen como el uno y dos del sector Este de la Liga Americana, nada tendrán que hacer en contra de los Astros de Houston y a menos que una catástrofe suceda y más ahora con la adición del sinaloense Roberto Osuna, el equipo texano deberá ser marcado como amplio favorito para hacer un segundo viaje en Octubre al llamado clásico de octubre, la Serie Mundial. Con el plantel que tienen, el cual pensamos es mejor al de la campaña pasada, los Astros no deben fallar en su intento de llegar al prestigioso evento de otoño y menos ahora después de ver el desastroso desempeño de los lanzadores de bostonianos y neoyorquinos… ESE PARTIDO FUE una orgía de batazos, con Steve Pearce brillando por parte de los Medias Rojas con tres palos de vuelta entera, pero además, los bateadores de los patirrojos apilaron siete batazos de dos estaciones, sumando 10 hits de bases extra en el juego. Los Yanquis, por su lado, dieron cuatro jonrones, siendo dos de Didi Gregorius y uno por cráneo para Giancarlo Stanton y Aaron Hicks. Total, un desafío que mostró a los lanzadores, los de ambas escuadras, como simples pitchers de práctica de bateo… Y HABLANDO DE BATEO largo, después de un buen rato sin mover su casillero personal de jonrones, ayer el jalisciense Christian Villanueva volvió a "mojar” y el cuadrangular 20 del año para el de la Perla Tapatía por fin llegó. Con cada batazo de vuelta entera, el récord para un pelotero mexicano de primer año irá aumentando y ni quien recuerde ya el antiguo récord der 12 del oaxaqueño Gerónimo Gil. Este récord puede durar por muchos años, pues un bateador de las características de Vinicio Castilla y el ya mencionado Villanueva, surge muy de vez en cuando… LA GRAN TEMPORADA del pelotero de los Yaquis de Obregón, lo aleja irremediablemente más y más cada de día de un probable retorno con el equipo yaqui, pues además de su brillante actuación con el bat y también en el terreno de juego con el guante, Villanueva ha visto acción en una gran cantidad de partidos, 97 en total, en los que ha consumido después del partido de ayer, 315 turnos al bat, una cifra que lo acerca a una frontera que desde hace algunos años los dueños de los equipos de Grandes Ligas han puesto de moda para hacer que sus mejores peloteros no puedan jugar durante el invierno, la llamada fatiga extrema, por medio de la cual el jugador es forzado a parar durante el receso de temporada. Esa será la principal razón por la que los Yaquis, ni ningún otro equipo de la Mexicana del Pacífico, podrán contar con los servicios de Villanueva… Y POR ESTE día hemos llegado al final, cayó el OUT 27 y nos vamos, con la promesa de que estaremos nuevamente mañana con ustedes… Se acabó el juego… ¡BUEN DÍA!

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios