Un llamado a Jesús Salazar, presidente del Consejo Consultivo del Organismo Operador Municipal del Agua Potable y Saneamiento de Cajeme, (Oomapasc) para que levante la voz y se apoye para que señalara y sugiriera a la Junta de Gobierno a que en la actualidad no realicen ninguna negociación con Solaqua, formuló Javier Lamarque Cano.

“Ya estamos a la vuelta de la esquina de la terminación de la presente administración y del contrato con esa empresa, para febrero y podemos negociar en mejores condiciones cuando ya estemos nosotros en el Gobierno, sí yo le diría que urge una solución, pero también urge que todos participemos y exijamos que esto se atienda correctamente”, afirmó el alcalde electo.

En torno al pago que ha hecho el Oomapasc y que asciende a alrededor de 1,300 millones de pesos por concepto de amortización y gasto operativos, Javier Lamarque mencionó que eso es parte de lo que buscan revisar, “tenemos que revisar cuánto se pagó de la deuda y en qué condiciones”, añadió.

Recordó que cuando fue presidente y llegó al Ayuntamiento, el adeudo que tenía el Organismo era de 140 millones de pesos y recurrieron a un proceso de negociación y finalmente lograron que el Gobierno del Estado se hiciera cargo importante de cien millones y se quedaron con cuarenta y que es prácticamente como la dejó y que ahora se encuentra con una deuda de 235 millones de pesos después de haber pagado más de mil millones.

“Esto me parece muy abusivo y que está fuera de toda proporción por lo que hay que revisarlo detenidamente”, insistió.

Por otra parte, también se refirió a que el funcionamiento de las plantas tratadoras deja mucho que desear ya que si alguien va y ve como están cayendo y entrando al dren las aguas ya tratadas, se verá que no hay una gran diferencia por lo que también esto se tiene que revisar, así como las condiciones en las que están operando y si están cumpliendo con las normas, pero sin duda hay muchas cuestiones que hay que atender ya que antes de otro tipo de cuestiones o interés de una empresa, está el interés de la gente de Cajeme.

Para concluir indicó que al tomar OOMAPASC la operatividad de dichas plantas, el ahorro sería bastante significativo ya que se reduciría el costo de operación, actualmente se pagan siete millones de pesos al mes y esto bajaría a alrededor de tres millones de pesos.

TOMA DE POSESIÓN

En torno a la ceremonia de transición de poderes y toma de protesta, Javier Lamarque Cano, comentó que esperarán a ver cómo se encuentra el semáforo sanitario para esa fecha, 16 de septiembre; para ver de qué manera se llevará a cabo, “si tenemos un color amarillo hacia abajo, no creo que haya algún problema, sin embargo, si está en el rojo tendremos que hacer una transición de otra naturaleza, pero insisto todo depende de cómo nos encontremos en ese momento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: