Redacción/EL TIEMPO

Ana Elizabeth García Vilchis, encargada del Quién es quién en las fake news en La Mañanera, aseguró que el gobierno de México garantiza la libertad de expresión y desde su espacio se solidarizó con los periodistas amenazados por grupos criminales. Al inicio de su presentación en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la administración federal garantiza la protección de periodistas que ven vulnerados sus derechos.

“Desde este espacio nos solidarizamos con los periodistas amenazados por el crimen organizado; el gobierno de México está comprometido con la libertad y el derecho a la información. Se toman medidas para proteger a periodistas que se encuentran en situación de riesgo como consecuencia del ejercicio de su profesión”, dijo. Este miércoles, la presentación sobre las supuestas mentiras de la semana hablaron sobre presupuesto para centros científicos, para el mantenimiento del Templo Mayor y el uso de redes sociales para crear fake news.

Cabe mencionar, que hace unos días Grupo Milenio y su conductora Azucena Uresti fueron amenazados por un grupo criminal a través de un video difundido la mañana del lunes por redes sociales.

En un hecho inédito, un hombre encapuchado, flanqueado por seis subalternos también con el rostro cubierto y armas de grueso calibre, advierte: “Azucena Uresti, si sigues tirándome, te lo aseguro que donde sea que estés doy contigo y te haré que te comas tus palabras, aunque me acusen de feminicidio, porque no me conocen a mí… Yo no soy cobracuotas ni extorsiono”.

El hombre acusa a la conductora Azucena por Milenio y Telediario de ser parcial con los grupos de autodefensa en Michoacán, la insulta y se dice orgulloso de ser narcotraficante. Asimismo, critica la cobertura de la violencia de MILENIO, El Universal y Televisa en ese estado, diciéndoles que “se ladean a un solo lado”. 

Ante las amenazas grupo milenio emitió un comunicado a través del cual brindan su apoyo a los periodistas amenazados y rechazan el atentado contra la libertad de expresión, pero al mismo tiempo exigen a las autoridades una pronta investigación para garantizar así la seguridad de la periodista afectada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: