CIUDAD DE MÉXICO. América Latina y el Caribe es una de las regiones del mundo más afectadas por el cambio climático, según se desprende del nuevo Reporte del Estado del Clima de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Solo en 2020, dice, el sur de la Amazonia registró las peores sequías en 50 años y Centroamérica batió el récord de huracanes e inundaciones.

Todos esos fenómenos meteorológicos externos, prosigue, están causando graves daños a la salud, a la vida, a la comida, al agua, a la energía y al desarrollo socioeconómico de la región.

Los eventos relacionados con el clima y sus impactos cobraron más de 312 mil vidas en América Latina y el Caribe y afectaron a más de 277 millones de personas entre 1998 y 2020, de acuerdo con el reporte.

Y el futuro no pinta nada bien: América Latina se proyecta como una de las regiones del mundo donde los efectos e impactos del cambio climático, como las olas de calor, la disminución del rendimiento de los cultivos, los incendios forestales, el agotamiento de los arrecifes de coral y los eventos extremos del nivel del mar, serán más intensos.

El informe es contundente al asegurar que poner límites el calentamiento global por debajo de 2.0 grados centígrados, según lo dictaminado en el Acuerdo de París, es vital para reducir los riesgos en una región que ya enfrenta asimetrías económicas y sociales para su desarrollo de manera sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: