Martín Alberto Mendoza / MO

Un humilde cuarto que era utilizado como casa habitación por una mujer, fue devorado por voraz incendio, en calles Meridiano y 400, la tarde del sábado.

Hasta ese lugar se movilizaron elementos del Departamento de Bomberos a bordo de la máquina extintora E-17, para sofocar las brasas que quedaron del cuarto.

De acuerdo a Heriberto B. P., de 50 años, el cuarto pertenece a su hermana María del Rosario, de 60 años, pero de momento no se hallaba en el lugar.

Por versión de otro hermano de nombre Jesús G. P., de 63 años, fue a las 4 de la tarde, cuando observó a dos tipos que llegaron en un vehículo tipo sedán de color gris.

Se pusieron a limpiar la maleza que hay en los alrededores del cuarto siniestrado y después le prendieron fuego a la yerba cortada y este alcanzó la casa.

Las llamas también dañaron dos mufas y el cableado eléctrico, desconociéndose de monto de los daños.

El reportante fue orientado para que acudiera a interponer denuncia de lo sucedido.

Contenido para mayores de 18 años; se recomienda discreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: