La familia de Martha Sepúlveda, y ella, por supuesto, quedaron desconcertados luego de conocer la decisión del Instituto Colombiano del Dolor, el IPS Incodol, de cancelar el procedimiento de la eutanasia que se le iba a practicar a la mujer este domingo 10 de octubre. 

Sin embargo, ella seguirá luchando para recuperar este derecho y así poder decidir cuándo morirá, según lo establecido por las leyes colombianas.

“Martha siente la incertidumbre, pero ha sido muy enfática en que hay que seguir luchando por volver a adquirir el derecho que tenía y que perdió por decisiones ilegítimas e ilegales de estas personas”, le dijo a El Tiempo de Colombia, Camila Jaramillo, su abogada.

Precisamente interpusieron una tutela ante un juez para que se le practique el procedimiento.

Sepúlveda, de 51 años de edad, iba a ser la primera persona en el país con enfermedad terminal sin inminencia de muerte en acceder a la eutanasia.

Pero la IPS Incodol anunció en la tarde del sábado que se evidenció una evolución de la paciente. De hecho, en un acta se argumentó que “con los hechos de imágenes conocidas en medio masivo de comunicación, la paciente tiene altas probabilidades de expectativa de vida mayor a seis meses, por lo tanto no cumple con el criterio de terminabilidad”.

Según la abogada, la decisión se tomó, “evidentemente” después de ver en Caracol Televisión un reportaje sobre Martha emitido el domingo 3 de octubre en la noche en el que ella se ve feliz.

Ella, aclara Jaramillo, “tenía todo el derecho” de salir en los medios a contar su experiencia y la decisión que había tomado como parte de la pedagogía a la sociedad sobre los derechos de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: