Un juez federal vinculó a proceso dos peritos que laboraron en la Procuraduría General de la República (PGR) y que participaron las labores de investigación del caso Ayotzinapa, a quienes se les responsabiliza por presuntamente perder evidencias del caso en el Río San Juan, en Cocula, Guerrero.

Funcionarios federales indicaron que este martes se celebró una audiencia en el Centro de Justicia Penal Federal en el reclusorio Oriente, donde el juez de control Jesús Eduardo Vázquez Rea, determinó que la Fiscalía General de la República (FGR) aportó datos de prueba que hacen presumir que Mauricio Cerón Solana y Patricia Gómez Ramírez son probables responsables del delito contra la administración de la justicia.

El agente del Ministerio Público Federal, de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el Caso Ayotzinapa imputó a los ex servidores públicos que laboraron en la Coordinación General de Servicios Periciales porque obstaculizaron la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

De acuerdo con la investigación, los ahora vinculados realizaron actividades en el Río San Juan el 28 de octubre de 2014, cuando el director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, estuvo en dicho lugar con el presunto sicario del grupo criminal Guerreros Unidos, Agustín García Reyes, El Chereje, quien señaló que en el río fueron arrojadas dos bolsas con los restos óseos de los estudiantes.

El juez dio un plazo de seis meses a la FGR, así como a los peritos, para que realicen su investigación complementaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: