Redacción / MO

Un juez federal vinculó a proceso a Uriel Lorenzo Valle Domínguez, El 18, presunto integrante del grupo delictivo La Línea y jefe de plaza en Nuevo Casa Grandes, Chihuahua, quien se presume participó en los hechos que derivaron en la muerte de nueve integrantes de las familias LeBarón, Langford y Miller, en Bavispe, Sonora, el 4 de noviembre de 2019.

De acuerdo con autoridades federales, Valle Domínguez se unió al mencionado brazo armado del cártel de Juárez cuando era servidor público.

Ahora, se desempeñaba como encargado de los puntos de distribución, de los “halcones” y de la comunicación con las otras plazas de la organización criminal. También tenía contacto con diversas autoridades desplegadas en Nuevo Casas Grandes. La Fiscalía General de la República (FGR) lo imputó por su presunta responsabilidad en el delito de delincuencia organizada con la finalidad de llevar a cabo delitos contra la salud agravada, toda vez que cuando se unió a La Línea era servidor público activo, y que hoy está retirado. En un mensaje enviado a MILENIO, el activista Adrián LeBarón se quejó porque las autoridades no le están dando oportunidad de estar presente en este tipo de audiencias, cuando se les imputa el delito de delincuencia organizada.

“En realidad no sé qué esté pasando con ese señor y para mí tuvo que ver mucho con la masacre de mi hija. No nos podemos dar cuenta porque no nos dan acceso”, expresó.

El 6 de octubre, Uriel Valle fue capturado tras un operativo de la FGR en coordinación con el Ejército, la Guardia Nacional y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), acción que se ejecutó en la ciudad de Chihuahua. El detenido, fue trasladado vía aérea al Aeropuerto Internacional de Toluca, para ser presentado ante el juez de control del Centro de Justicia Penal Federal adscrito al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

Según las investigaciones federales, las nueve personas murieron cuando transitaban por Bavispe, en el momento que se suscitaba un enfrentamiento entre los grupos delictivos de la Línea y Gente Nueva, éste último del cártel de Sinaloa.

Alrededor de 22 personas han sido detenidas por la matanza en Bavispe. Todos son presuntos integrantes de La Línea, quienes enfrentan procesos penales por homicidio y delincuencia organizada. ​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: