Martín Mendoza / MO
La madrugada de este viernes, un automóvil se salió del camino y precipitó al dren de calle 300 y Kino, donde por fortuna el conductor resultó ileso.
El accidente se registró poco antes de las 1:00 de la mañana, originandose la movilización de unidades de emergencias.
El vehículo es un sedán, marca Dodge, línea Attitude, modelo 2007 y de color blanco.
Era conducido por Jesús L. R., de 39 años y con domicilio en colonia de Las Praderas, en Hermosillo, Sonora.
La unidad automotriz circulaba por la calle Kino de norte a sur y al llegar a la 300, el conductor argumentó que otro vehículo lo encandiló y esto provocó que perdiera el control de la dirección.
Enseguida se precipitó al lecho del dren que corre paralelo a la 300 quedando con los neumáticos hacia arriba.
Por fortuna, el tripulante logró salir ileso y no hubo necesidad de que se le rescatara cómo se temía que ocurriera.
Solo hubo daños materiales por el orden de los 30 mil pesos aproximadamente, haciéndose cargo oficiales de Tránsito Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: