Óscar Félix / El Tiempo

El alcalde de Cajeme, Carlos Javier Lamarque Cano precisó que el impuesto predial del 2 % de terrenos agrícolas que están en territorio de la Tribu Yaqui pertenece a dicha comunidad y como una justicia ese recurso se otorgará para que se apliquen en resolver problemáticas de bienestar de impacto social.

El presidente municipal recordó que el pasado viernes se acordaron importantes temas con las autoridades tradicionales de la tribu Yaqui y que fue constatado por el Gobernador de Sonora, Alfonso Durazo Montaño.

Reiteró mi compromiso de restituir a los pobladores de la Loma de Guamúchil, tradicionalmente pueblo de Cócorit, la parte que les corresponde de la recaudación del dos por ciento del impuesto predial, derivado de la producción agrícola anual en esa comunidad y será la misma tribu quien decida en qué obras o beneficios sociales se aplicarán.

Subrayó que este punto es con responsabilidad y el gusto de un compromiso municipal.

Aclaró que los otros dos acuerdos que abonan a la cristalización del Plan de Justicia Yaqui, fueron que los ocho pueblos Yaquis sean contemplados en la planeación, ejecución y evaluación de los recursos derivados del Ramo 28 y Ramo 33.

Así como concretar y formalizar el derecho de vía de la carretera Federal 15, bajo la condición de retirar y desmantelar los actuales bloqueos carreteros, que no son parte de la lucha por el territorio y la defensa del agua de la tribu Yaqui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: