Martín Alberto Mendoza / MO

Un menor de edad que se dedicaba a pepenar frutas y legumbres, fue privado de la vida con proyectiles de arma de fuego, en la Central de Abastos.

El crimen ocurrió alrededor de las 15:15 horas de este jueves, en calle Limón y calle Sur, a un lado de la caja de tráiler.

Se informó que el adolescente respondía en vida al nombre de Jonathan Hiram A. C., de 16 años y con domicilio en colonia El Campanario.

Fue sorprendido por desconocidos cuando seleccionaba aguacate y calabaza, según las cajas que quedaron en sus pies.

De acuerdo a los indicios balísticos hallados en los alrededores del cadáver, uno de los gatilleros le disparó en ocho ocasiones con una pistola calibre 40 milímetros.

Al menos uno de los proyectiles le penetró en la cabeza y los otros en el cuerpo ocasionándole una muerte instantánea.

Pese a ello, arribaron paramédicos de Cruz Roja para tratar de auxiliarlo, pero ya no contaba con signos vitales.

Fue así como se convirtió en el ejecutado número 68 del mes de octubre.

Al lugar también se movilizaron elementos de la Policía Municipal y de la Estatal de Seguridad Pública, así como de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC).

Peritos de criminalística, se encargaron de asegurar los indicios balísticos y procesaron el lugar del crimen.

Después el cadáver fue levantado y trasladado a las instalaciones forenses a disposición de médicos legistas.

Contenido para mayores de 18 años; se recomienda discreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: