Clara Aragón / MO

Desde el otro mundo, llegaron las calacas a Cajeme y fue en la comisaría de Cócorit donde se les vio deambular, algunas con sus mascotas y otras pidiendo la parada al camión, pero todas celebrando en el marco del Día de Muertos

Estas figuras se colocaron en las calles principales de dicha comisaría, cómo parte de los festejos que en esta ocasión llevan por nombre ‘México de Oro´ que incluyó las decoraciones tradicionales de la época, con las que se da la bienvenida a las almas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: