CIUDAD DE MÉXICO. Tras 19 meses de prohibición por la pandemia, Estados Unidos ha detallado los requerimientos que deben cumplir los ciudadanos que busquen entrar en el país a partir del 8 de noviembre: Las fronteras abren justo en días previos a la celebración del comercial Black Friday y de los festejos de fin de año. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha fijado que las personas extranjeras que cuenten con visa deberán mostrar su certificado de vacunación al momento de la inspección y refrendar verbalmente el motivo de su viaje, de acuerdo con los parámetros publicados.

Se espera que los niveles de tránsito en puertos y en las garitas terrestres de la frontera con México registren cruces de millones de personas, alcanzando niveles previos a las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia. No obstante, los certificados de vacunación que México ha emitido a sus ciudadanos han enturbiado la relación entre ambos países. “Tenemos que ver los tipos de certificados [de vacunación] que México tiene, hay muchas preguntas, diferentes universos de personas”, mencionó el canciller Marcelo Ebrard hace tres semanas, cuando el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, confirmó la reapertura de la frontera.

La primera etapa de reactivación de los viajes no esenciales al país se dará en noviembre, y en una segunda etapa en enero de 2022, cuando entrará en vigor el requisito de que todos los viajeros que ingresen a Estados Unidos estén completamente vacunados y tengan un certificado para probarlo. Hasta ahora, los trabajadores y viajeros esenciales han podido ingresar al país sin un esquema completo.

La reapertura de la frontera con Estados Unidos era algo que apremiaba a México. Hasta ahora solo podían pasar los viajeros considerados esenciales, una categoría que incluye a residentes, trabajadores, personas que estudian en Estados Unidos, ciudadanos que viajan para recibir atención médica, diplomáticos y militares. La reapertura ahora incluye a quienes quieran hacer turismo o compras, una práctica muy común para los mexicanos que viven en la frontera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: