La falta de contundencia y dos distracciones en la defensa le costaron a México para caer 2-0 ante Estados Unidos, que es el nuevo líder del Octagonal de Concacaf, con los mismos puntos que la selección, pero con mejor diferencia de goles.

Es la tercera derrota consecutiva de México en el año ante Estados Unidos, que ya celebró en la Copa Oro y en la Nations League.

Martino apostó por la base de seis jugadores que militan en Europa: con Johan Vásquez, Edson Álvarez, Héctor Herrera y el triplete en el ataque formado por ‘Chucky’ Lozano, ‘Tecatito’ Corona y Raúl Jiménez.

Los primeros 10 minutos fueron completamente para Estados Unidos, que apretó la salida de México y controló el balón, y aunque se acercó, no logró inquietar seriamente a Guillermo Ochoa.

Pese a ello, la primera jugada de real peligro fue un tiro desde fuera del área de Edson Álvarez que obligó al portero a estirarse y enviar a tiro de esquina en el minuto 12.

Una triangulación entre Corona y Jiménez terminó con una escapada de Lozano, quien llegó presionado al área y disparó por abajo, obligando al portero Steffen a recostar y evitar el 0-1 en el 18.

La lucha férrea volvió ríspido el juego, en el que la claridad no se encontraba al llegar a la última zona, ni mexicanos ni estadounidenses podían trascender en su juego.

De nuevo, la opción llegó para México. Un servicio medido de Lozano desde la izquierda encontró a Corona dentro del área, pero el remate del ‘Tecatito’ fue sin confianza y salió desviado, lejos del poste derecho de la portería de Estados Unidos.

Bajo el intenso frío de Cincinnati, Estados Unidos tuvo la primera grande en el segundo tiempo, con un tiro desde fuera del área de Mckennie que atajó Ochoa en el 49.

México no despertaba. Se quedó dormido y Estados Unidos lo aprovechó con el ingreso de su estrella, Christian Pulisic, quien con cinco minutos en la cancha remató en el área chica un centro desde la derecha de Weah y venció a Ochoa para el 1-1 al 74.

Martino cambió demasiado tarde. Envió a Carlos Rodríguez y Roberto Alvarado. Tampoco resultó. McKennie hizo el 2-0 en el 85 y sentenció el triunfo para que Estados Unidos amanezca como nuevo líder del Octagonal, gracias a su mejor diferencia de goles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: