Hermosillo, Sonora. Doña Alicia, de 76 años de edad y originaria del Estado de Michoacán, realizaba su ansiado viaje para visitar a sus familiares radicados en el Estado de California, Estados Unidos, pero un traicionero infarto al miocardio la sorprendió cuando el autobús hizo escala en esta ciudad y desafortunadamente dejó de existir.

Ella esperó más de un año para hacer este viaje, luego de que se cerrara la frontera para viajes no esenciales a causa de la pandemia generada por el COVID-19.

Salió de su lugar de residencia en Michoacán, para trasladarse a Guadalajara, en donde abordó un autobús que la llevaría hasta Los Ángeles, California.

Al llegar a Hermosillo dijo que se sentía mal y de pronto se desvaneció.

Paramédicos de Cruz Roja acudieron a la Central de Autobuses, la auscultaron y ya no le encontraron signos vitales.

Personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado se hizo cargo de la parte legal de este asunto.

Contenido para mayores de 18 años (+18) se recomienda discreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: