Martín Alberto Mendoza / MO

Aún y cuando autoridades policiacas aseguran que índices delictivos van a la baja, ningún negocio escapa del hampa como sucedió al propietario de una veterinaria, en la colonia Cortinas.

Para simular que no ocurre nada en el municipio se oculta información, sin embargo, esta fluye como otras con cierto grado de dificultad.

Tal es el caso del negocio denominado Clínica de la Belleza Canina que se localiza en calle Tabasco entre Ignacio Altamirano y Ponciano Arriaga.

Su propietario, de 56 años, dijo poco antes de las 18:30 horas del martes fue asaltado por un individuo que portaba un arma de fuego.

El desconocido que vestía pantalón azul de mezclilla, camisa café y gorra blanca, lo amagó con la pistola.

Pidió que le entregara el efectivo que trajera consigo, así como su teléfono celular.

Para evitar riesgos accedió a darle la suma de dos mil pesos y su aparato telefónico marca Motorola D20, color negro.

Consumada su fechoría, el desconocido se retiró a toda carrera por la Tabasco al sur y en la Ponciano Arriaga tomó hacia el oriente perdiéndose de vista.

Por último, atinó a llamar al teléfono de emergencias 911 para que policías municipales tomaran nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: