Redacción / El Tiempo

Aunque se le invitó a una comparecencia para despejar dudas sobre temas puntuales, el exalcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal, se asumió como conferencista experto en el servicio público y bateó algunas preguntas con el argumento de que él no se encargaba de los detalles.

Después de haber justificado su ausencia la primera ocasión que se le citó bajo el argumento que no se le notificó, acudió ante los integrantes de la Comisión Especial Plural, a preguntas específicas, el exalcalde justificó que ignoraba detalles porque no estaba al pendiente de cada decisión en las dependencias.

Sin mencionarlos por su nombre, cuestionó la postura de Ernestina Castro Valenzuela y Raúl Castelo Montaño respecto a la no autorización del presupuesto 2021 y los emplazó a ‘no responder a intereses ajenos a los de Cajeme’.

‘Yo lamentaría mucho que quien estuvo al frente de la parte operativa desconozca algo, además, independientemente de lo que se diga, ahí están los procesos que, de manera puntual, se tienen que revisar para, si existe una anomalía, se haga el deslinde correspondiente’, expuso al confrontar sus dichos con los de titulares de dependencias que ya han comparecido.

En el caso del Oomapasc, Mariscal Alvarado dijo que la decisión de renegociar con la empresa Solaqua fue tomada por la Junta de Gobierno por unanimidad.

¿Quién preside la Junta de Gobierno? – cuestionó Anabel Acosta- Mariscal sostuvo que fue legal su decisión y platicada con el alcalde electo Javier Lamarque Cano.

‘Nosotros seguimos un análisis técnico muy preciso con la finalidad, y esto lo platiqué con el alcalde electo, le dije vamos a seguir este proceso de tal manera que, porque si bien yo tengo que responder por los tiempos legales, la respuesta que se dé te va a tocar a ti como presidente’, mencionó.

Sobre la Universidad Policial dijo que la administración actual le debe dar seguimiento al proyecto porque servirá, como la escuela nacional de beisbol, para certificar a policías.

A pregunta expresa, dijo que los recursos destinados a la ciclovía no podían destinarse a atender el socavón de la calle 300 porque ya había un proyecto previo.

Mariscal Alvarado no supo responder a la pregunta de por qué en el proyecto de la ciclovía se habían destinado más de 2 millones de pesos sólo al rubro de la señalización.

Mariscal aconseja

El exalcalde no perdió la oportunidad de aconsejar a los ediles presentes sobre cuál debe ser la agenda del Municipio entre otros rubros, insistir en la llegada de más recursos, acompañar al Gobierno Estatal en el otorgamiento de la concesión del aeropuerto, resaltó que de los 500 millones prometidos gestionó 102, faltando 398 que le corresponde gestionar a la actual administración.

Presumió que ante la comunidad cajemense es un alcalde bien posicionado y dijo al final de su intervención que ‘entre la opinión pública y la publicada prefiere la pública’, previo a eso agradeció a los periodistas presentes en la sala, precisó que fueron quienes lo respaldaron en su periodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: