Óscar Félix / El Tiempo

Repartidores de comida rápida llevaron a cabo este miércoles otra protesta para pedir más vigilancia y seguridad en sus funciones, por lo que pidieron la inmediata intervención del gobierno municipal.

La petición la realizaron frente a Palacio Municipal, ubicado por la calle 5 de Febrero, donde se bloqueó el carril oriente.

‘Ayer fuimos víctimas de 6 asaltos, nos despojaron de las motos y no se han recuperado, por eso exigimos mayor seguridad y no puede ser posible que ante el temor de ser víctimas tenemos que andar armados, utilizando palos y bats’, afirmó uno de los líderes del movimiento.

Los trabajadores expresaron que ahora que se encuentran todos los niveles de gobierno deben de brindar protección: ‘Nos quitan nuestra fuente de trabajo por realmente no nos ayudado en nada’.

Expuso que los atracos ocurren en todos los sectores del municipio, por las mañanas, así como en las tardes y en la noche por eso protestamos de manera pacífica que vienen a realizar esta actividad, agregó otro de los responsables.

‘La primera protesta se realizó porque uno de nuestros compañeros fue asesinado al oponerse al despojo de una motocicleta, por lo cual no queremos que esto vuelva a suceder’, recordó.

Finalmente, el regidor Sergio Monge, secretario de la comisión de Seguridad Pública Municipal, acordó realizar una reunión en los próximos días donde estén presentes los altos mandos policiacos para llevar a cabo una solución a dicha problemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: