El alcalde de Nueva York pidió al gobierno federal ayuda para “detener el flujo de armas” en la ciudad, tras la muerte de un policia en un tiroteo el viernes en el que resultó herido otro agente.

La mayor ciudad de Estados Unidos se ha visto golpeada en los últimos días por una serie de tiroteos.

El alcalde, Eric Adams, un excapitán de la policía, elegido por sus promesas de devolver la seguridad a las calles neoyorquinas, ha abogado claramente por un mayor control de armas de fuego.

“Hemos asistido a deficiencias en el nivel federal para detener el flujo de armas en esta ciudad” dijo Adams en una reunión, tras un tercer tiroteo producido esta semana, en el que murió un agente.

Según datos de la policía, en 2021 se registraron 488 homicidios en la ciudad de casi nueve millones de habitantes, un 4.3% más que en 2020, año en el que aumentaron en un 46% (468 por 319 en 2019).

“Necesitamos que (el gobierno federal de) Washington se sume a nosotros para detener el flujo de armas en la ciudad de Nueva York, y en otras ciudades como Nueva York”, declaró el alcalde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: