El día de ayer, el medio estadounidense Político publicó una supuesta filtración de un borrador con el dictamen mayoritario de la Corte Suprema de Estados Unidos, firmado por el magistrado Samuel Alito, que decía que se había votado en privado para revertir el fallo Roe contra Wade, que en 1973 estableció el derecho constitucional al aborto.

Ante la filtración, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró que no sabe si un proyecto de decisión filtrado del Tribunal Supremo que anula el derecho constitucional al aborto es auténtico o definitivo, pero que su gobierno está preparado para proteger el derecho al aborto cuando se emita un fallo.

“Creo que el derecho de la mujer a elegir es fundamental”, dijo Biden en un comunicado, añadiendo que, si se anula la sentencia Roe v. Wade de 1973 que legaliza el aborto, los funcionarios electos tendrán que proteger el derecho de la mujer a elegir y los votantes deberían elegir a los candidatos partidarios del derecho al aborto en noviembre.

Unas horas después la Suprema Corte estadounidense publicó un comunicado donde confirma la veracidad del documento filtrado, pero aclara que no representa ninguna decisión final de la Corte.

En el comunicado declararon que se iniciará una investigación sobre cómo se filtró el borrador al medio de comunicación Político y que en ningún modo se afectará el trabajo de la Corte. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: