Una de las causas principales de incendios forestales y enfermedades respiratorias es la quema agrícola mal dirigida, para evitar estos incendios es necesario dar seguimiento a la estrategia nacional del programa ‘Mi Parcela No se Quema’, señala la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

El programa tiene como objetivo fomentar entre los productores de la región y del país en general, el uso de alternativas sostenibles, que reduzcan las quemas agrícolas o forestales.

Así mismo, crear conciencia acerca de los daños que las quemas ocasionan en la salud de los suelos y de la población, así como de los riesgos que implica el uso del fuego para las áreas forestales y de las emisiones de gases de efecto invernadero que esta práctica genera y que contribuye con el cambio climático.

“Es necesario tomar acciones, estrategias y acuerdos tendientes a disminuir la problemática qué año con año se presenta con la mala práctica de la quema de soca, todo esto en beneficio del medio ambiente, salud humana y conservación de los suelos agrícolas”, señala la Sader.

CAPACITACIÓN A TRAVÉS DE MASAGRO

El manejo del rastrojo permite transitar a sistemas de no quema (Agricultura de Conservación) en beneficio de la calidad del suelo y del aire. Ya que el aprovechamiento del rastrojo como cobertura incrementa la materia orgánica del suelo, regula la temperatura y conserva la humedad, es considerada una práctica que permite hacer frente al cambio climático al reducir la emisión de gases de efecto invernadero desde la agricultura. Junto con otras prácticas sustentables (como el Manejo Agroecológico de Plagas), permite restaurar el equilibrio ecológico perdido por quemas sistemáticas.

Estas acciones se realizan de manera conjunta entre la Secretaría y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) a través del Programa MasAgro.

PRIMERA QUEMA SE DA EN EL MAYO

La primera quema de gavilla que se dio en el sur de la entidad, fue en el Valle del Mayo, en la comunidad de Pueblo Viejo, municipio de Huatabampo, lo que fue atendido por las autoridades correspondientes para realizar las investigaciones del caso y sancionar a los responsables.

Víctor Palacios Duarte, titular de Bomberos y Protección Civil, dijo que cada año se presenta este problema, que daña el medio ambiente y afecta la salud de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: