Jaime Bonilla Valdez, el polémico exgobernador de Baja California, deberá abandonar el escaño que ostenta en el Senado de la República, luego de que la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que no puede “regresar” al cargo solo por haber concluido la gubernatura.

De acuerdo con la resolución, existe impedimento legal para que regrese al cargo luego de haberse desempeñado como gobernador durante la licencia por tiempo indefinido que solicitó para primero contender y luego ejercer la primera magistratura del estado.

Esto porque, al tomar protesta como mandatario estatal, optó por dicho cargo de elección popular y agotó su derecho a elegir entre ambos: senaduría o gubernatura.

Por lo anterior, la Sala del Tribunal electoral federal pide al Senado de la República que llame a su suplente Gerado Novelo Osuna para que asuma el escaño.

Jaime Bonilla ganó la senaduría en las elecciones federales de 2018, luego pidió licencia indefinida para contender por la gubernatura que concluía el panista Francisco Vega De Lamadrid, la cual ganó; así, asumió el 1 de noviembre de 2019 el gobierno del estado y concluyó el 31 de octubre de 2021.

En el inter, luego de haber ganado la gubernatura en junio de 2019, promovió a través de su grupo político una reforma para ampliar de dos a cinco años el gobierno estatal. Desde la reforma electoral de 2017 se determinó que algunos gobiernos como el de Puebla y el de Baja California fueran solo de dos años para empatarse con las elecciones del año 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: