En el desierto más caluroso del planeta donde las temperaturas fácilmente alcanzan los 45 grados Celsius en esta época del año, agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos rescataron a 68 cubanos indocumentados que intentaban migrar desde Sonora hacia Arizona para alcanzar el anhelado sueño americano.

A través de su cuenta oficial en Twitter, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), detalló que en grupo venían hombres adultos, pero también niños y mujeres que conforman unidades familiares.

“Sesenta y ocho migrantes fueron encontrados por agentes de la Estación Ajo al oeste de Lukeville, Arizona; La mayoría eran adultos y unidades familiares procedentes de Cuba. Varios agentes respondieron para ayudar con el transporte y el procesamiento”, informó John R. Modlin, jefe en el Sector de Tucson de la Patrulla Fronteriza.

Al ser encontrados, los migrantes cubanos estaban recargados sobre el muro fronterizo que en esta zona mide 10 metros de altura (32 pies), como buscando sombra bajo la estructura metálica, al sitio llegaron camionetas y autobuses para realizar el traslado de los indocumentados que serán procesados una vez que se inspeccione su estado de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: