KIEV. Las autoridades de Ucrania elevaron este jueves a cerca de 320 el número de niños muertos desde el inicio de la invasión rusa, desatada el 24 de febrero por orden del presidente de Ucrania, al tiempo que denunciaron que cerca de 600 resultaron heridos en el marco de los combates.

La Fiscalía ucraniana indicó en un comunicado publicado en su página web que hasta ahora ha podido verificar 138 niños muertos y 581 heridos, si bien ha resaltado que “estas cifras no son finales, ya que el trabajo está en marcha en lugares de hostilidades activas y en los territorios temporalmente ocupados y liberados”.

Así, manifestó que la provincia de Donetsk es la que acumula un mayor número de víctimas, con 297 entre muertos y heridos. Por detrás figuran la región de Járkov, con 170; la de Kiev, con 116; la de Chernígov, con 68; la de Lugansk, con 54; la de Jersón, con 52; y la de Mikolaiv, con 48.

La Fiscalía detalló además que ha podido verificar la muerte de dos familias y sus cinco hijos en un bombardeo ejecutado por las fuerzas rusas el 15 de marzo contra un edificio en Mariúpol. Durante la jornada del miércoles confirmó la muerte de otros 21 niños durante la ofensiva rusa contra eta ciudad, situada en el sureste de Ucrania.

Por último, ha apuntado que 2 mil instituciones educativas han sufrido daños materiales a causa de los ataques por parte de las fuerzas rusas, de las cuales un total de 208 han quedado “completamente destruidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: